realidad virtual

Cuando escuchamos hablar sobre realidad virtual, aparecen en nuestra mente todo tipo de imágenes futuristas que no tienen nada que ver con nuestra vida cotidiana. Lo cierto es que esta idea no podría estar más lejos de la realidad.

La medicina, el turismo, la cultura o el entretenimiento, son algunos de los sectores que ya están viviendo de cerca la innovación y las ventajas que ofrece esta tecnología, que nos lleva a vivir experiencias en nuestro día a día que jamás habríamos imaginado.

Estudios como el llevado a cabo por IDC Research España, afirman que hasta un 50% de las grandes compañías europeas pondrían en marcha en 2020 una estrategia de realidad virtual o realidad aumentada. Por esto, el gasto estimado en este sector, alcanzará los 15 mil millones de euros en 2022, donde un 76% estará destinado al desarrollo e implementación de soluciones de hardware, según según IDC.

Entonces, ¿qué nos deparará  en el año 2020 en el sector de la realidad virtual? Algunas de las aplicaciones que veremos irán desde viajes a los valles de la Toscana sin moverte de la mesa de tu restaurante italiano preferido, hasta poder sentir la adrenalina de luchar frente a frente con tus amigos contra un ejército de zombies.

  • Entretenimiento: Uno de los sectores que más refleja el éxito de la realidad virtual es el ámbito del entretenimiento: desde la práctica de deportes de riesgo sin moverte del sofá, hasta videojuegos que te sumergen en un mundo jamás pensado. Hace poco la compañía Zero Latency lanzaba a nivel mundial la Segunda Generación de su sistema de realidad virtual en 4K, que permite participar hasta 8 personas simultáneamente en un espacio abierto en el que pueden moverse con total libertad, sin depender de cables.
  • Gastronomía: Otro de los sectores que vivirán esta inmersión en la realidad virtual será el gastronómico: consumidores que podrán hacer una cata de vinos en cualquier restaurante mientras viajan a los viñedos más emblemáticos de La Rioja o comensales que puedan trasladarse a la bretaña francesa mientras degustan una fondue en el restaurante francés de la esquina. Vemos el ejemplo en restaurantes como los de la cadena italiana Carluccio’s, asentada en el Reino Unido, quien distribuyó 50 mil pares de gafas de realidad virtual entre sus locales para ofrecer a sus clientes la posibilidad de sumergirse en la mismísima costa de Taormina, en Sicilia, mientras disfrutan los platos típicos de la zona.
  • Medicina: Otro ámbito que ha incorporado las tecnologías de realidad virtual es el de la salud. Vemos cómo se desarrollan para pacientes de ictus o de párkinson, programas de rehabilitación con realidad virtual que les permite llevar a cabo las mismas tareas que podrían llevar en un centro especializado, sólo que desde su propio domicilio desde cualquier lugar del mundo. También se está aplicando en  investigación y ensayos clínicos, como en el caso de la American Heart Association (AHA) Scientific Statement, donde los doctores pueden llevar a cabo casos prácticos de reanimación a través de situaciones con realidad virtual.
  • Turismo: Con la realidad virtual, las emociones del viajero cambian por completo. Esta tecnología permite a los turistas preparar sus viajes de una forma más realista. Un ejemplo es el proyecto llevado a cabo por la compañía hotelera Marriot, que implementó una experiencia para que su público pudiera decidir su próximo destino a través de viajes virtuales, sin necesidad de hacer maletas o comprar billetes de avión, a los diferentes destinos donde la cadena tiene presencia. De esta forma, ofrecían la posibilidad de pasear por una paradisíaca playa hawaiana o disfrutar las vistas de la Torre 42 en Londres.
  • Cultura: La realidad virtual ya se ha establecido en este ámbito y la educación, donde muchos,  museos y galerías ofrecen visitas virtuales o experiencias inmersivas que ayudan a los visitantes a comprender la historia y la cultura que rodea a cada pieza. Ámbitos como la música apuestan por esta tecnología cada vez más. Hace unos meses el grupo de música Miss Caffeina ofrecía a sus fans un concierto a través de realidad virtual, donde los fans podían disfrutar del evento moviéndose a su antojo por el escenario, sintiendo los focos, la música, los acordes… de una forma que nunca antes habían vivido.

Según el estudio «Experience 2030: The Future of Customer Experience», llevado a cabo por Futurum Research y SAS, los consumidores ya creen que la realidad virtual se convertirá en una pieza clave en su relación con las marcas. Tanto es así que casi un 80% da por hecho que podría acceder a realidad virtual, aumentada o mixta, para realizar sus actividades cotidianas, como testar un producto antes de comprarlo. Por ejemplo: probarse una prenda de ropa o visualizar un mueble en una estancia de la casa.

«Lo que empezó siempre siendo prácticamente un entretenimiento, es hoy una tecnología que se aplica a multitud de sectores con resultados y aplicaciones muy diversos. Creo que la realidad virtual tiene aún un gran recorrido por delante y que puede llegar a ser fundamental en ámbitos como la salud, el inmobiliario o el militar, por ejemplo», explica Tim Ruse, CEO de Zero Latency.

Las evidencias que encontramos a través de diferentes estudios, como los llevados a cabo por Futurum Research o IDC Research España, junto a las aplicaciones reales de las marcas en la actualidad, apoyan la idea de que la realidad virtual ya no consistirá en proyectos futuristas o de ciencia ficción: a entender esta tecnología como una herramienta cotidiana y, en los próximos años, presenciaremos su evolución en un abanico más amplio de sectores para establecerse definitivamente en el futuro.

Imágenes del artículo: lucrezia-carnelos-unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here