viajero-digital

Inteligencia artificial aplicada a resolver los problemas de los viajeros como las compensaciones por retrasos, cancelaciones o denegaciones de embarque de las compañías aéreas.

Desde que en 2016 AirHelp lanzó el primer abogado con inteligencia artificial del mundo, Herman, los resultados y el rendimiento de la IA han aumentado constantemente. Así, en noviembre de 2017, la compañía desarrolló Lara, su segundo y más avanzado abogado digital, revolucionando el futuro de la tecnología legal.

Actualmente, Herman ya está involucrado en El 100% de las reclamaciones entrantes en el equipo legal, mientras que Lara evalúa el 60 por ciento de todos los casos que superan a Herman. La eficacia de los robots ha permitido a los empleados de AirHelp asumir tareas más creativas, ahorrando aproximadamente 1960 horas de trabajo mensuales a los profesionales del equipo legal.

Además, son un ejemplo de que la robotización no tiene por qué ir acompañada de una reducción de la plantilla. “Mientras que el dúo digital de de inteligencia artificial, Lara y Herman realizan alrededor del 60% de las evaluaciones legales iniciales, AirHelp continúa creciendo en personal contratado”, afirman desde la compañía. Actualmente en la compañía trabajan cerca de 700 empleados en todo el mundo y se cuenta con seis diferentes bots basados en inteligencia artificial que se han incorporado en los dos últimos años.

“Los robots son nuestros aliados. Hoy en día, aportan soluciones tecnológicas, revisan documentos, realizan evaluaciones legales y analizan cuál será la mejor resolución para las reclamaciones de nuestros clientes. Gracias a ellos, los trabajadores pueden centrarse más en desarrollar más servicios para atender a los clientes y a la compañía en general”, afirma Paloma Salmerón, directora de comunicación global de AirHelp.

“La profesión legal está cambiando por el uso de la inteligencia artificial. La integración de los robots está optimizando el proceso legal y permite que los equipos legales se centren en un trabajo más avanzado. AirHelp está a la vanguardia de esta tecnología, creando un servicio que hará que el proceso de reclamación por retraso o cancelación de vuelo sea mucho más sencillo para el viajero.

Otro beneficio es el ahorro de tiempo y la reducción de los costos, lo que ha permitido la expansión a más territorios, procesar más reclamaciones, contratar más personas y ayudar a más pasajeros aéreos”, sostiene Paloma Salmerón, directora de comunicación de AirHelp.

Imágenes del artículo: Shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here