InicioActualidadClaves para ser un buen profesional: aprendizaje informal y continuado como estilo...

Claves para ser un buen profesional: aprendizaje informal y continuado como estilo de vida

Autor: Carlos Díez de la Lastra, CEO Les Roches y CX Ambassador de Contact Center Hub

La información tiene un impacto revelador en las personas. De hecho, organismos como la UNESCO están enfocados en construir sociedades del conocimiento integradoras. La vertiginosa evolución de las TIC, aún con sus desafíos, nos ha situado en un nuevo escenario, con múltiples referencias, y una red abierta, los 365 días del año.

Los docentes han dejado de ser la única fuente del conocimiento para convertirse en cicerones. Su misión es guiar a los alumnos para que despierten sus vocaciones. Hablamos de un abordaje integral, que proyecta el desarrollo de personas y profesionales de manera conjunta, y donde además se hace imprescindible educar en la veracidad y calidad de las fuentes de información. Creo firmemente en el poder de la educación, en la apuesta por el aprendizaje transversal, en la interacción y en la multiculturalidad como valores diferenciales, y en la formación continua como estilo de vida.

Estas herramientas evolutivas forman parte de Les Roches y de nuestros orígenes como institución. Desde hace algunos años lo han interiorizado también las compañías empleadoras, que hoy dan prioridad a las habilidades interpersonales (comunicación y escucha activa, liderazgo, gestión del tiempo, flexibilidad, negociación, creatividad, …) frente a las competencias técnicas.

Resulta por tanto vital transformar al alumno, construyendo las bases de un riguroso y sólido perfil académico que deberá ser complementado con una enseñanza 360º. ¿Cómo? Creando plataformas vivas de educación, estableciendo métodos experienciales que expongan al alumno a situaciones reales, fomentando el diálogo con expertos y otros grupos poblaciones, trazando programas de intercambio y utilizando avances tecnológicos con la implementación de campus inteligentes y laboratorios de innovación.

Según el informe «Digital 2022» elaborado por Hootsuite y We Are Social, casi 44 millones de personas en España ya son usuarias de internet y pasan más de 6 horas al día conectadas. Sus principales motivaciones: buscar información (75%), mantenerse informado sobre noticias y eventos (64,6%) y buscar tutoriales (63,4%). Es una tendencia que ya ha dibujado una sociedad y una economía diferentes, y que representa, hoy más que nunca, con la incorporación de más generaciones, un canal educativo complementario.

La esencia, en cualquier caso, en un sector como el nuestro, que se nutre y vive del capital humano, sigue estando en la «persona». Aprendemos cada día, en cada ambiente, y en cada situación. También fuera de las aulas. Nuestros alumnos de grado, al menos durante el primer año, cursan sus estudios en el campus, porque entendemos que es en entornos multiculturales, con estudiantes de más de 100 nacionalidades, y prácticas en el terreno, donde tienen la oportunidad de aprender a manejar conflictos, a trabajar en equipo, y a desarrollar empatía y vocación de servicio. La educación, no hay que olvidarlo, está también en la convivencia, en la experimentación de las tendencias, e incluso en el tiempo de ocio compartido.

Pero, además, un buen profesional, necesita abrazar el aprendizaje permanente. Es esencial para lograr la satisfacción personal, pero también para mejorar la autosostenibilidad y la empleabilidad en un mercado en el que los avances remodelan continuamente el lugar de trabajo. Solo un dato: un análisis elaborado por el Foro Económico Mundial asegura que debido a la creciente automatización y al impacto económico de la pandemia del coronavirus, el 50% de todos los empleados necesitarán volver a capacitarse para 2025 a medida que aumente la adopción de tecnología. Este mismo estudio reconoce además que durante la próxima década, gran parte de los empleos de nueva creación serán ocupaciones totalmente nuevas o trabajos existentes que experimentarán cambios significativas.

En Les Roches preparamos a nuestros alumnos para esas profesiones, las que llegarán dentro de 10 años. Los retamos cada día a explotar habilidades de liderazgo y de gestión, a potenciar las ‘soft skills’, y a fomentar su crecimiento personal. Educamos grandes personas que se convierten en excelentes profesionales. Y son estas experiencias, cohesionadas, las que les permiten desarrollar una mentalidad global, habilidades lingüísticas y destrezas comerciales, y las que además les motivan para incorporar conceptos como el «aprendizaje continuado» a sus vidas. Es la única clave para alcanzar el éxito que conozco.

artículos relacionados

La tendencia que sorprende al sector: ¿qué es el...

El cliente de la era digital exige una comunicación bidireccional, única, directa y personalizada con contenidos de valor.

CaixaBank da un giro de 180º en su sistema...

La entidad bancaria ha integrado herramientas de inteligencia artificial para medir la satisfacción del cliente a tiempo real.

Colocar al usuario en el centro: los factores decisivos...

El 60% de clientes son exigentes en lo referido al servicio de atención al cliente, por lo que las empresas deben asegurar el éxito en cada punto de contacto del customer journey.

Directorio de empresas