usuario

Más del 40 % de los usuarios tiene un propósito digital para el año nuevo, cambiar su estilo de vida online en 2020. La mayoría tiene como objetivo reducir el tiempo que pasa con sus dispositivos, según muestra un estudio de Kaspersky.

El año que acaba de terminar ha sido difícil para nuestros datos privados. Los robos de contraseñas aumentaron un 60% en comparación con 2018, y los robos de credenciales también se incrementaron: en concreto, los de los sitios de pornografía online y de adultos crecieron más de un 100%.

Este hecho conlleva que más de la mitad de los usuarios de Internet (56%) sienta que es imposible mantener la privacidad en el mundo digital, y que una de cada tres personas (32,3%) se muestre insegura acerca de cómo puede proteger su privacidad online. Por lo tanto, no es sorprendente que el 42,3% de los usuarios afirme tener un propósito digital para el nuevo año 2020, frente a los tradicionales «perder peso» o «ponerse en forma». La investigación de Kaspersky mostró que, por primera vez, los usuarios tienen un mayor compromiso a la hora de asegurar su privacidad en Internet, por ejemplo, utilizando contraseñas más seguras o reduciendo su nivel de ciber estrés.

Estos propósitos digitales consisten en prometerse a uno mismo proteger la privacidad digital en el año 2020. Hay muchas áreas en las que se desea mejorar: así el 29,1% de los encuestados pretende reducir el tiempo de uso de pantallas durante el año que viene, y el 18,3% dejará de dormir con el teléfono móvil junto a la almohada, muestra de que la desintoxicación digital está creciendo. Un cuarto de los encuestados eligió hacer más copias de seguridad y limpiar su escritorio de forma habitual, y el 11.2% quiere eliminar de Facebook a los «amigos» que nunca conoció en persona. Sin duda, un estilo de vida online más sensato es tendencia para 2020.

David Emm, investigador jefe de Seguridad de Kaspersky, propone los siguientes consejos sobre cómo mejorar la vida digital en 2020:

  1. Asegure todos los dispositivos que utilice para las operaciones online – banca, compras, redes sociales, – aplicando a tiempo parches y protección en Internet.
  2. Use una contraseña única y compleja para todas sus cuentas online.
  3. Revise cuidadosamente su configuración de privacidad y seguridad y limite lo que se puede ver y compartir.
  4. Deshabilite las aplicaciones y funcionalidades que no esté usando.
  5. Deshabilite los servicios de seguimiento y localización, y borre las cookies regularmente.
  6. Compruebe en servicios como «Have I Been Pwned» si alguna de sus cuentas se ha visto comprometida».

Imágenes del artículo: shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here