InicioTendencias10 claves para que las pymes aprovechen la transformación digital

10 claves para que las pymes aprovechen la transformación digital

La pandemia y las nuevas tecnologías han cambiado drásticamente la forma en que compramos, nos comunicamos, nos formamos e informamos y nos divertimos, convirtiendo la digitalización de las empresas en la clave para el éxito de las organizaciones. Sin embargo, según el estudio Adaptación Digital 2022 de IEBS Digital School, solo 1 de cada 4 empresas está a la vanguardia de la digitalización. Por ello es importante que de cara a futuro, como eje del tejido económico del país, las pymes sepan aprovechar los beneficios que ofrece la transformación digital para impulsar su propio desarrollo.

Esta revolución tecnológica ha hecho que nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain o el cloud computing estén generando una realidad digital diversa. Además, la pandemia ha sido un punto de inflexión y ha puesto de manifiesto que la digitalización es un factor clave para hacer posible una transformación de modelos sociales y economías que aseguren la recuperación de la misma. 

La importancia de la transformación digital en las pymes

Tal y como indica Telefónica, España ocupa una posición privilegiada en infraestructuras de conectividad de última generación, gracias a una planificación e inversión inteligentes por parte del sector. El país se sitúa en el primer lugar en la UE en términos de penetración de fibra hasta el hogar (FTTH) con un 70,6% y también estamos entre los tres primeros países de la Unión Europea con mejor conectividad de la región.

Sin embargo, existe una situación asimétrica en cuanto a la madurez digital en distintos sectores, especialmente entre las empresas. En España, las pymes están por debajo de la media de madurez digital de Europa. Durante la pandemia, las pequeñas empresas sufrieron el impacto del parón provocado por los confinamientos. Esto supuso que las pymes que no utilizaron la nube, no digitalizaron sus servicios o que no pudieron mover la oficina a casa no pudieron trabajar.

A largo plazo esto supondría un problema, ya que la asimetría entre las grandes empresas y las pymes podría suponer una pérdida de valor y de solvencia del tejido empresarial de las pequeñas empresas. Por ello, la transformación digital de las pymes es el eje estratégico para la recuperación económica y la tecnología es la herramienta clave para conseguirlo.

Teniendo en cuenta estos datos, cada 12 de mayo se celebra el Día Europeo de las pymes, para conmemorar la labor de las pequeñas y medianas empresas, que suponen más de un 99% del tejido empresarial en España, IEBS da las calves para encarar la transformación digital en estas organizaciones:

Analizar a los clientes digitales

Muchas organizaciones empiezan su transformación digital centrando su atención en la competencia, sin embargo, para obtener ventajas competitivas el foco de atención debería estar en los hábitos digitales de sus clientes. Descubre cómo, cuándo y dónde se informan para tomar una decisión de compra.

Transformar la cultura de la empresa

Desde dentro, es necesario adoptar una nueva manera de hacer las cosas, nuevos procesos y modelos organizativos para que los propios trabajadores se comprometan a plantar cara los desafíos de la digitalización. En este escenario, las oficinas flexibles se posicionan como los espacios laborales del futuro.

Definir un plan de acción

Es decir, definir la forma en que se va a trabajar, reclutar a las personas clave que permitirán a las empresas seguir esta línea de trabajo y buscar ayuda externa, como consultar asesores y expertos o concertar reuniones con startups.

Formación

Para encarar la transformación digital de una empresa es importante conocer el entorno digital. En este sentido, es recomendable compartir tiempo con emprendedores y startups, ya que crean ideas innovadoras y pueden ser de gran ayuda para las compañías. Es necesaria una capacitación digital a través de programas de formación ágiles para que las personas clave tengan los conocimientos básicos y una visión digital. Esta formación debe ser continua y adoptar las novedades que vayan surgiendo.

Metodologías ágiles

En la digitalización se debe apostar por metodologías ágiles que ayudan a crear organizaciones más líquidas capaces de adaptarse rápido a entornos VANI y que permiten probar distintos métodos, prototipos y productos mínimos viables (PMV), y obtener datos y mejorar los productos y servicios según el feedback de los consumidores.

El dominio del big data

Se podría decir que los datos son como el petróleo de la información, se traducen en oportunidades económicas. Las empresas se encuentran buscando datos para no quedarse a un lado en la transformación digital y los especialistas en la digitalización de la información cobran protagonismo en este boom digital. La interpretación de estos datos lleva a saber dónde está la demanda y la oferta. Sin embargo, para que no se produzca una intrusión en los datos de los usuarios es necesario ofrecer un producto con un valor añadido y controlar al máximo la información a la que se tiene acceso.

La innovación

Es importante encontrar un espíritu innovador en todos los departamentos de la empresa, apostando por nuevas ideas y sin temer al fracaso, pues la innovación más efectiva es la que surge de la cultura de prueba y error en que todo fallo sirve para mejorar.

La reputación online

Se entiende la reputación online como el reflejo o el prestigio de una persona o una marca en Internet. A diferencia del modelo tradicional en el que la marca puede generar su reputación a través de los medios publicitarios, la reputación online no está bajo su control, sino que se va creando a partir del resto de personas que se comunican y aportan sus opiniones. En este sentido, h acobrado mucha importancia el concepto de marca personal. 

Adaptar el contenido

El problema de muchas empresas es que crean estrategias estáticas que dejan de avanzar. Por eso es necesario adaptar el contenido al formato digital. Las personas ya no quieren leer, sino recibir pequeñas cápsulas de información (preferiblemente en formato audiovisual), que puede ser convertido en contenido viral compartido en las redes sociales.

Medir resultados

Muy ligada a la fase anterior, es bueno dotar a las empresas de capacidad de almacenar datos (tanto internos como externos) que  permitan tomar las mejores decisiones para la organización y así hacerla más competitiva.

“La transformación digital está cada vez más presente en los negocios y está consiguiendo mejoras radicales y disruptivas que convierten esta digitalización en una ventaja competitiva”, explica Oscar Fuente, Director y Fundador de IEBS. “Sin embargo, nos encontramos en un entorno de cambio constante a velocidades inimaginables que provocan que lo que hoy es una ventaja, mañana sea un requisito indispensable para sobrevivir en el mercado. Por eso, mantenerse actualizado es imprescindible”, añade.

artículos relacionados

El metaverso creará experiencias personalizadas gracias al big data

El big data será uno de los grandes protagonistas del metaverso para personalizar todas las experiencias de los usuarios.

Uno de cada tres clientes prefiere comunicarse con el...

La omnicanalidad es uno de los aspectos que más valoran los clientes cuando quieren hablar con el servicio de atención al cliente.

Los 7 mandamientos de la atención al cliente B2B

Conocer al cliente y ofrecerle el servicio que mejor se adapte a sus necesidades aumentará su fidelidad en un mercado con tantas opciones.

Directorio de empresas