empresas

Antes del coronavirus, muy pocas personas trabajaban desde casa, y solo el siete por ciento de la fuerza de trabajo privada podía hacerlo. Pero hoy, más y más compañías están desarrollando formas para que los empleados continúen trabajando desde casa incluso después de que pase la pandemia.

Sin embargo, el verdadero desafío será garantizar que los empleados comprendan los nuevos flujos de trabajo y tengan el apoyo necesario de la gerencia para trabajar con éxito de forma remota.
Desafortunadamente, el coronavirus no está desapareciendo del todo. Incluso antes de la reciente relajación de la desescalada, los expertos médicos y científicos predijeron que habría un aumento de los casos en otoño, complicado por el regreso de la temporada de gripe. Eso significa que antes de que podamos regresar a nuestras oficinas, donde tradicionalmente se controla a los empleados, las empresas deben implementar políticas que respalden la nueva realidad de sus empleados de trabajar cerca de donde duermen.
La buena noticia es que hay varias formas de asegurarse que los empleados se mantengan lo más productivos posible. Una de las mejores formas de garantizar la coherencia y la continuidad, en los buenos o en los malos tiempos, es tener un manual de empleados dinámico. Estos manuales deben servir como guías sobre cómo funciona la empresa, incluidos detalles como lo que los clientes esperan y los roles individuales en la entrega de los productos o servicios. Los manuales pueden incluir trabajos completados previamente, lo que significa enumerar los éxitos, observar cualquier proyecto en curso que necesite mejoras, registrar ideas que fueron rechazadas previamente y realizar un seguimiento de los fracasos para que no se repitan. Los manuales son fáciles de mantener con versiones digitales que no tienen que imprimirse y cuyas actualizaciones se realizan instantáneamente y se anotan para futuros registros. Un manual bien diseñado, junto con otros flujos de trabajo visualizados.
Los especialistas en marketing ya utilizan videos atractivos como herramientas de ventas, pero en el nuevo trabajo desde el hogar, este medio se convertirá en la forma de capacitación para los trabajadores actuales en nuevos programas o iniciativas. Los gerentes no pueden darse el lujo de esperar hasta el regreso de «lo de siempre» porque no solo no sabemos cuándo es ese retorno, sino que sus empleados no están acostumbrados a trabajar desde su casa, y más importante aún, quizá no se de nunca, al menos de la manera que conocíamos. Las empresas deben asegurarse de que los empleados puedan acceder a la información y los recursos que necesitan para tener éxito. La producción de videos visualmente atractivos es un método comprobado para optimizar el cambio en los procesos que normalmente haría en persona (lo que ahorra dinero a la empresa), aumenta la retención y mejora la coherencia.
Si bien todos estamos en casa, también hay varios programas que puede usar para asegurarse de que todos sigan siendo responsables de su trabajo. El uso de estas herramientas es efectivo por dos razones:
  1. Monitorear la participación en chats para ver quién contribuye a los proyectos grupales y quién no.
  2. Revisar los productos de trabajo para que pueda mantener la coherencia y los estándares.
Es posible que no pueda pasar por el escritorio de sus empleados para verificarlos, pero con las herramientas adecuadas podrá determinar si están haciendo su mejor esfuerzo.
Como siempre, las conversaciones individuales ofrecen la mejor información sobre cómo están sus empleados. Tómese media hora para hablarles regularmente a través de videoconferencias, ya sea semanal o mensual. Asegúrese de que entiendan sus responsabilidades individuales, corrija cualquier error o simplemente haga una lluvia de ideas sobre las ideas que puedan tener, que es una de las formas más efectivas de involucrar a su personal para mantener sus cerebros energizados y enfocados.
Dado que el trabajo remoto es la nueva norma en el futuro previsible, es más importante que nunca involucrar a los empleados tanto como sea posible. No solo asegúrese de que los empleados hagan su trabajo, sino que también se sientan como una parte valiosa del equipo. Estos sencillos pasos ayudan mucho a que las empresas funcionen de la mejor manera posible en estos tiempos impredecibles.

Imágenes del artículo: bruce-mars-unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here