InicioTendenciasInteligencia Artificial¿Cómo ha transformado la inteligencia artificial la gestión de cuentas?

¿Cómo ha transformado la inteligencia artificial la gestión de cuentas?

Las novedades tecnológicas en las que la inteligencia artificial está integrada están provocando varios cambios en los diferentes campos y procesos que se llevan a cabo en las organizaciones. Uno de ellos es la mayor eficiencia en la gestión de cuentas, tanto de proveedores como de clientes, en el que la inteligencia artificial es una pieza clave

Una gestión de cuentas óptima es primordial para cualquier empresa. Tener un control adecuado de cobros y pagos, así como tener la suficiente anticipación para saber si la empresa podrá afrontar los gastos y las inversiones prevista de cara al futuro por sí misma. La tesorería, por este motivo, tiene un papel fundamental, por lo que asegurar su funcionamiento de forma eficiente es vital.

Otro punto importante es vigilar si se van cumpliendo los requisitos pactados con los proveedores y clientes, al igual que llevar una serie de registros contables, informes y estadísticas. Este es un eje central para poder desarrollar el customer analytics, descubre qué es y cómo funciona.

Respecto a este tema, Javier Donoso, responsable global de análisis de datos y CRM en el área de client solutions, y Clara García Benedito, responsable de desarrollo de negocio de soluciones globales para empresas, ambos en BBVA, explican cómo la inteligencia artificial está ganando peso en la gestión de cuentas de proveedores y clientes.

Por una parte, se presenta una clasificación en cuatro bloques sobre las diferentes utilidades de la inteligencia artificial en este campo, en el que se incluye en machine learning y el deep learning.

Por una parte, es fundamental saber cuál es el entorno de la tesorería para lograr su eficiencia. Hay que tener en cuenta que en la tesorería se gestionan millones de datos, facturas, vencimientos, prestamos… Por ello, tener una eficiencia respecto a pagos y cobros para hacer más eficientes los flujos de caja es muy importante. Por ejemplo, saber cuáles son las horas de corte a la hora de realizar pagos urgentes. Es imposible que una persona sepa las horas de corte de todos los clientes con los que trabajamos. Sin embargo, si lo tenemos bien parametrizado y ordenado, es posible que nos avise de manera automática y podamos realizar la acción fácilmente. 

Otro factor para la gestión de la tesorería es tomar decisiones con mejor información. Aquí se juntan dos temas. Uno es crear información imprescindible en tiempo real para tomar la mejor de las decisiones en cada momento. Por ejemplo, saber cuanto dinero tenemos en un país o cuenta exactamente. El otro es la predictibilidad. Por ejemplo, si sé que el día 20 de cada mes sale un fichero de nóminas y la cuenta no tiene el dinero exacto, puedo predecir que cuenta hay que cubrir para pagar la nómina.

Otro tema vital es el de la seguridad. Los fraudes, controles y estafas están al orden del día y es necesario garantizar el mayor nivel de seguridad posible. Por ejemplo, se puede automatizar una alerta en el caso de que exista una operación no autorizada y saber desde el lugar en el que se ha realizado.

Por otro lado, está el tema de la personalización como función capital de la inteligencia artificial en cuanto a la gestión de cuentas. A todos nos gusta que nos reconozcan, que nos llamen por nuestro nombre… Si como empresa tenemos capacidad de personalizar y adaptar la información según cada cliente, estableceremos un vínculo más fuerte. Cuanto más sepamos sobre los proveedores, mejor podemos tratarlos.

En cuanto al futuro a la inteligencia artificial dentro de los departamentos financieros, a nivel interno permite que los procesos sean rápidos y sin errores, liberando recursos. Por otro lado, sirve de soporte a las personas, a los gestores con los clientes, siendo capaces de procesar mucha mas información. Una persona es limitada y no puede procesar toda la información que se da de cada cliente. Con esta ayuda podrá conocer mejor al cliente, detectar mejor las oportunidades y ofrecer productos y servicios adaptados a lo que el usuario necesite.

Por último, es destacable remarcar la capacidad de la inteligencia artificial para realizar análisis predictivos para tomar las mejores decisiones posibles. Según Gartner, la mayor parte de los equipos financieros pasan casi la mitad de su tiempo recopilando información y comprobándola. Esto es importante porque hace posible predecir los patrones de pago de los clientes, lo cual permite alertar a uno de ellos si el retraso de sus pagos es habitual. El objetivo es claro: ahorrar tiempo a las personas, generar predicciones fiables y reducir las posibilidades de que se produzcan errores en cualquier parte de los procesos.

Inteligencia artificial gestión cuentas
Fuente: Capterra

artículos relacionados

El 60% de usuarios de Internet ha realizado una...

Más del 53% de los usuarios de Internet de entre 16 y 64 años realizan una compra online cada semana.

El desafío de las marcas: mantener la lealtad del...

La confianza de los consumidores cayó en julio a su nivel más bajo desde febrero de 2021, lo cual presenta una situación de riesgo para las empresas y el mercado.

Los jóvenes revolucionan la forma de hacer contenido audiovisual...

La forma en la que los jóvenes crean y consumen contenido en las redes sociales ha transformado el lenguaje audiovisual.

Directorio de empresas