consumo

Sin duda este 2020 ha sido un año que ha marcado un antes y un después en diferentes hábitos de la vida de los españoles. La forma en la que consumimos y nos comportamos ha cambiado radicalmente y posiblemente lo haya hecho para siempre.

El auge del deporte en casa
Los españoles han practicado deporte este año, pero de forma diferente al habitual. Con el comienzo del confinamiento, los consumidores quisieron hacerse con material deportivo para mantenerse activos en casa y acudieron al mercado de segunda mano para ello. De este modo, la búsqueda de bicicletas estáticas aumentó un 60 %, mientras que de las mancuernas lo hizo un 1.499 %, en comparación con el año pasado.
Con la desescalada y por el temor a la vuelta a los centros deportivos se siguió apostando por el deporte en casa. Por ello, la demanda de bicicletas estáticas fue mayor que en el confinamiento con un 163 % más con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que las mancuernas descendieron, pero todavía mantenían una cifra muy elevada con un 1.197 %. Unas cifras que han seguido siendo positivas durante el verano y la vuelta a la normalidad de septiembre, pero que han experimentado un repunte con la segunda ola en el horizonte, con una demanda de 163 % en bicicletas eléctricas y un 881 % de mancuernas en comparación con el mismo periodo del año pasado.
Más ocio en casa
Del mismo modo, el pasar mucho tiempo en casa provocó la búsqueda de nuevas formas de entretenimiento. Por ello, durante el confinamiento la demanda de videoconsolas aumentó un 23 %. Si bien es cierto que se detectó un parón durante la desescalada y verano, con la llegada de septiembre, las nuevas medidas más restrictivas de las últimas semanas y también ante la llegada de la nueva generación de consolas, la demanda ha vuelto a aumentar un 124 % respecto al mismo periodo del año anterior.
Además, los españoles aprovecharon ese tiempo en casa para intentar preservar sus recuerdos apostando por los conversores de VHS a DVDs, incrementando su demanda un 654 % durante el confinamiento. Una tendencia positiva que se ha mantenido durante los últimos meses.
Casas con piscina y vacaciones nacionales
Los 99 días que tuvimos que pasar en casa encerrados sin salir salvo para situaciones excepcionales, las fases de desescalada y la nueva normalidad provocó que muchos españoles se replanteasen si los requisitos de su vivienda actual satisfacían sus necesidades. Por ello, muchos comenzaron a buscar casas que tuviesen espacios al aire libre que les permitiesen disfrutar del exterior sin salir de casa. Por ejemplo, las búsquedas de casas con terraza aumentaron un 609 % durante el confinamiento respecto al mismo periodo del año pasado.
Con la llegada de la desescalada y el verano, con las limitaciones de movilidad que se preveían para disfrutar de las vacaciones, hicieron que aumentase la búsqueda de piscinas para instalar en los patios o bien directamente pisos o casas que tuvieran piscina con una demanda de un 256 % y 249 % en estas dos fases. En verano, los chalets fueron los más buscados con un aumento del 106 % y ahora, con la segunda ola, las casas con terraza vuelven a ocupar la primera plaza con un crecimiento del 333 %. No obstante, durante todas las fases que hemos experimentado, los tipos de vivienda con terraza, piscina o chalets se han mantenido en cifras muy positivas con respecto a las tendencias del año pasado.
Por otro lado, ya desde la desescalada, pero especialmente durante el verano, la búsqueda de planes de vacaciones nacionales se disparó con respecto a otros años. Las caravanas y furgonetas camper crecieron un 57 %, los barcos un 103 % o las casas rurales con un 270 % fueron los planes preferidos de este verano por parte de los españoles.
Movilidad urbana y teletrabajo
Durante el confinamiento la movilidad se detuvo, pero con el inicio de las fases de desescalada los españoles tuvieron que replantearse la vuelta a la nueva normalidad y eso tuvo sus consecuencias en el ámbito de la movilidad. Y es que el salir de casa e intentar evitar el transporte público y, por tanto, las posibilidades de contagiarse supuso que muchos españoles acudiesen al mercado de segunda mano para hacerse con medios de transporte alternativos.
Es el caso de las bicicletas, la demanda aumentó un 146 % durante la desescalada. En verano, aprovechando el buen tiempo y para seguir evitando el transporte público subió la demanda de patinetes eléctricos un 47 %. Con la vuelta a la rutina ha crecido especialmente la búsqueda de coches de segunda mano, un 87% con respecto al año pasado. Con el incremento de casos del último mes se mantienen las tendencias positivas en bicicletas, patinetes y coches.
Otra de las tendencias claves en este año es el del teletrabajo. En ese sentido los artículos relacionados como monitores, sillas de oficina, escritorios o portátiles han aumentado su demanda desde el verano y se ha afianzado con la vuelta a la normalidad y esta nueva oleada de casos. En el caso de las sillas ha crecido con respecto al año pasado un 235 %, los escritorios un 151 %, los portátiles un 213 % y los monitores un 28%.
El reflejo de estos cambios que se han producido son visibles en el mercado de segunda mano, así lo concluye Milanuncios tras un análisis del sector de la compraventa en el que ha detectado estas nuevas tendencias de consumo en el sector del entretenimiento, deporte, movilidad personal, inmobiliaria o vacaciones, entre otros.

Imágenes del artículo: roman-kraft-unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here