Impulsar innovación empresa

Impulsar la innovación tecnológica dentro de una empresa es un paso fundamental para su crecimiento y buen funcionamiento en el futuro. Por ello, establecer una buena estrategia cuyo objetivo sea diferenciarse de la competencia, ser sostenible en el tiempo y adaptarse rápidamente a los cambios contantes es vital de cara al futuro.

El Club Excelencia en Gestión, asociación multisectorial sin ánimo de lucro que genera y comparte diferentes conocimientos sobre la administración y transformación de las organizaciones, ha organizado junto a Opinno unas jornadas para tratar y promover la innovación.

Durante estas jornadas se plantearon varias preguntas clave, cuya respuesta es la solución al estancamiento en muchas compañías y explica la transformación inevitable de las organizaciones: ¿Cómo generar una cultura de la innovación?, ¿cómo puede esta revolucionar un modelo de negocio? y ¿cómo generar un ecosistema de innovación fructífero?. Gracias a las respuestas que se dieron a estas preguntas durante las jornadas virtuales, se dictaminaron nueve conclusiones:

9 claves para potenciar la innovación

1. Crear un hub de innovación que de soporte

Este ha de ser el lugar que funcione como catalizador transversal de la innovación corporativa. El objetivo es que nutra continuamente a todos los involucrados con tendencias de actualidad y lograr relaciones con el entorno innovador.

2. Involucrar a las unidades de negocio

Es necesario que todas las unidades de la organización estén involucradas en los procesos de innovación, en consonancia con las líneas estratégicas marcadas por la compañía. Estas unidades tienen que verse involucradas e impactadas por la innovación presente o futura.

3. Tener metodologías para ejecutar bien el proceso

Gracias a una metodología basada en desing thinking, lean startup y el soporte hub de innovación, es posible idear y construir soluciones que solventen los retos a los que se enfrenten las diferentes unidades de negocio.

4. El cliente en el centro

La estrategia tiene que tener como eje central el ser humano. El modelo de negocio debe solucionar problemas relevantes de los clientes, comprender sus necesidades y demandas más importantes.

5. Validar con el mercado real

Un modelo de negocio que da salida a soluciones definidas tiene que ser validado en el mercado real para saber si realmente funciona y cumple las expectativas. No se pueden tomar decisiones en base a datos y a previsiones de futuro. De hecho es posible que un plan de negocio no sobreviva al primer contacto con el cliente.

6. Con miradas al futuro

Los métodos predictivos basados en la empatía y en la creatividad para satisfacer las futuras demandas del cliente son necesarios. Es vital conocer los problemas presentes del consumidor pero siempre teniendo en cuenta cuáles serán los del futuro y estar preparado para ellos. 

7. Definir correctamente el reto

Es importante tener una buena estrategia de identificación del ecosistema de innovación y un planteamiento adecuado de la hoja de ruta del proyecto para conciencias sobre el beneficio de la inteligencia colectiva.

8. Convicción en toda la organización

Es importante creer en el proyecto desde el primer momento y liderarlo. Además, es necesario que se involucren los equipos de IT, recursos humanos, finanzas, marketing y compliance. Por su parte, las áreas de innovación o digital son las que dan paso a estas iniciativas.

9. Apostar por la colaboración

Puede ser gratificante colaborar con otras organizaciones, ya sean del sector o no. La innovación disruptiva se encuentra también fuera de la empresa y las alianzas son claves para generar un sistema innovador.

Esta cultura de impulsar la innovación de la empresa es un punto esencial en el modelo EFQM, liderado por el Club Excelencia en Gestión, una herramienta eficaz para afrontar la transformación tecnológica con facilidad, centrándose en el presente pero también con miras al futuro.

Imágenes del artículo: Tool Inc., Unsplash