armadillo amarillo

Mejorar continuamente la atención al cliente va mucho más allá de hacer acciones ocasionales para agradar a los clientes. Muy por el contrario, se trata de una estrategia ineludible que genera múltiples beneficios como la fidelización de clientes, el incremento de las ventas, o la captación de nuevos clientes gracias a una mejor reputación.

Una aplicación móvil es una herramienta práctica para optimizar la atención al cliente, principalmente porque se pueden explotar todos los beneficios de los smartphones. ¿El más importante? El cliente nos puede llevar en su bolsillo las 24 horas del día.
STIHL es una de las empresas que ha sabido sacar el máximo partido de una aplicación móvil para mejorar su atención al cliente. Conocida por su logo color naranja, esta multinacional que fabrica maquinaria agrícola y es líder mundial de ventas de motosierras, ha desarrollado una aplicación móvil enfocada en facilitar la vida de sus clientes.
Demasiados canales de comunicación
Una de las principales demandas de los distribuidores era la de unificar en un solo canal todas las comunicaciones. La inmediatez, facilidad de compra y comunicación fluida con el fabricante son aspectos muy valorados para ganar tiempo y agilidad en la gestión del día a día.
Una red de más de 100 distribuidores a nivel nacional, es una de las bases de la actividad comercial de STIHL. Antes del desarrollo de la aplicación móvil, la comunicación con los distribuidores se hacía por diferentes canales. Así, la empresa invertía miles de horas en emails y llamadas telefónicas para gestionar las diferentes peticiones: incidencias, consultas, compras y actividades formativas.
Si los distribuidores son clave en los resultados de ventas ¿Por qué no presentarles una herramienta que facilite sus tareas y ofrezca la mejor atención posible.
Una aplicación B2B para la atención al cliente
Para el desarrollo de su aplicación móvil de atención al cliente B2B, STIHL seleccionó a Armadillo Amarillo, una agencia especializada en el desarrollo de apps para Android e iOS. Juntos, diseñaron una app pensando tanto en los distribuidores como en la empresa fabricante.
Todas las comunicaciones de la empresa se centralizan en un solo módulo de la app, en el que los distribuidores tienen a un par de clics el departamento correcto para gestionar sus peticiones. Un chat y las notificaciones push sirven para reforzar las comunicaciones en ambos sentidos.
La aplicación cuenta con el catálogo de productos del fabricante y sus ofertas activas, que optimizan el proceso de compra. Con esta app el propio teléfono funciona como un lector de código de barras, facilitando así a los distribuidores hacer su control de stock de los productos de la marca o agregar productos al carrito de compra.
Como parte de su enfoque hacia la atención al cliente, STIHL ha desarrollado una serie de cursos que ayudan al crecimiento profesional de sus distribuidores. La sección de formación de la app cuenta con el listado de cursos de la empresa y se sincroniza con el calendario de cada dispositivo.
Una herramienta con resultados positivos
Hoy la aplicación móvil de STIHL para sus distribuidores es una pieza fundamental en su estrategia de atención al cliente. La optimización del tiempo, la eficiencia en la atención al distribuidor y la centralización de la comunicación son solo algunos de los objetivos alcanzados.
Una valoración excepcional por parte de sus distribuidores se traduce en un mejor posicionamiento e imagen de la marca, así como la fidelización de clientes. Con herramientas como estas el incremento de las ventas y la captación de nuevos clientes no tardan en llegar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here