employee experience teletrabajo

El teletrabajo es un modelo laboral que se consolidó durante la pandemia y que en muchas empresas ya se ha convertido en la manera habitual de trabajar. Sin embargo, esto no se puede traducir en una pérdida de la comodidad o el bienestar de los empleados, por lo que la empresa debe ofrecerles las mejores condiciones para que trabajar desde casa sea una experiencia agradable. Para ello, es necesario conocer los mejores consejos sobre la employee experience en el teletrabajo.

«La mayoría de empresas mantendrán sus oficinas, aunque les darán un uso más flexible», explica Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Esto hace que se abran nuevos frentes a la hora de liderar equipos y desarrollar diferentes competencias.

Solo el 19% de los cargos directivos de un estudio realizado a 400 representantes contaban con una estrategia para trabajar de manera remota antes de la pandemia. Sin embargo, con el cambio de paradigma que se ha producido, el 44% admitió que que había mejorado la comunicación proactiva y el 78% confiara en las plantillas más que en las herramientas de control de las tareas realizadas.

Sin embargo, otro estudió señaló que el 40 % de los 200 supervisores encuestados expresó poca confianza en su capacidad para organizar el teletrabajo de sus subalternos y casi el 60% de los entrevistados en otra investigación temían que la ausencia de presencialidad pudiera afectar a la cohesión y el compromiso de los empleados. Para superar las diferentes adversidades presentes y establecer un modelo consolidado y eficiente, hay que tener en cuenta las siguientes cuestiones:

1. Conocer al equipo

Cada persona del equipo es diferente y hay que tenerlo en cuenta a la hora de cómo tratar los temas importantes. Para ello, los lideres deben conocer las actividades y circunstancias de cada persona del equipo y establecer una misión clara que cohesione al grupo a la hora de conseguir objetivos. Cada persona debe tener unas funciones asignadas y las sesiones para coordinar a todos deben ser habituales.

2. Fijar las tareas

Rimbau afirma que «cada miembro del equipo debe saber qué hace, qué hacen los demás y qué se espera cada uno». Para ello se tendrán que marcar una serie de resultados y objetivos, así como proporcionar a cada empleado las herramientas necesarias para estar al tanto de los documentos, contenidos o archivos creados por el resto.

3. Elegir las herramientas

El hecho de trabajar de manera remota puede ser un problema a la hora de comunicarse. Sin embargo, las videoconferencias son una buena herramienta para minimizar malentendidos que pueden darse en los correos electrónicos, pero no hay que convocarlas en exceso ya que pueden llegar a ser contraproducentes.

4. Formación constante 

La formación es uno de los puntos clave para que todos los miembros del equipo estén satisfechos. El crecimiento a nivel y personal es importante, además de que formarse supone tener un nivel superior de conocimientos que ayudan a la empresa a crecer. Adquirir conocimientos sobre el uso de las diferentes herramientas es vital, pero también de otras cuestiones básicas necesarias para trabajar sin estar juntos físicamente, como competencias comunicativas, gestión del tiempo o desconexión digital. 

5. Mayor confianza 

Rimbau afirma que «la confianza aumenta la eficacia, la productividad, el optimismo, el compartir información y la facilidad de pedir ayuda», lo cual tarda más en desarrollarse más lentamente en contextos digitales. Por ello, es necesario que los líderes prioricen el conocimiento mutuo en encuentros digitales, pero que también se muestre confianza en los miembros del grupo mediante refuerzos positivos y la rápida resolución de conflictos.

6. Potenciar la autonomía

Es vital que cada empleado no pierda la autonomía en el trabajo remoto y que esta se adapte a cada uno. Si bien es cierto que es importante  dar un cierto grado de autonomía para reducir conflictos, es necesario supervisar de cerca a cada empleado para resolver o corregir los posibles problemas que puedan darse.

7. Apoyo emocional

Un punto importante del liderazgo es involucrarse en cierto grado en cómo están los empleados y cual es su situación emocional. Conocer las preocupaciones de cada uno mediante una escucha activa e individualizada hará que cada empleado se sienta mejor, reduciendo situaciones de estrés o desarraigo que se puedan dar desde donde se teletrabajo, lo que mejorará su employee experience.

8. Buena comunicación

El trabajo remoto, como su nombre indica, se establece a distancia y la comunicación entre los miembros del equipo adquiere mayor importancia. Por ello se debe contar con un espacio virtual en el que pueda haber una comunicación bidireccional para que cada uno pueda expresar sus opiniones, reflexiones y valoraciones con calma y el reconocimiento del resto.

9. Intercambio de ideas

Una situación recurrente que se da en el trabajo presencial es el surgimiento de conversaciones no planificadas de las que pueden surgir nuevas ideas. Estos momentos no deben perderse y se tienen que potenciar a distancia mediante las herramientas de trabajo colaborativo que incrementen la innovación.

10. La mejora del modelo

Muchas personas piensan que teletrabajar es simplemente trabajar en línea. Sin embargo, es mucho más y es un modelo que se ha implantado hace relativamente poco, por lo que con el tiempo irá evolucionando y mejorando cada vez más para desarrollar la employee experience en el teletrabajo.

Imágenes del artículo: Chris Benson, Unsplash