A principios de abril entró en vigor la normativa aprobada por el Parlamento Europeo que determina la obligatoriedad de incluir el sistema eCall (llamada de emergencia) en todos los turismos y vehículos utilitarios ligeros de nueva homologación. El objetivo es su implantación en todos los vehículos a largo plazo.

El eCall contribuye a minimizar los tiempos de respuesta por parte de los servicios de emergencia en caso de accidente. La atención temprana influye de manera significativa a la hora de salvar vidas y según los datos manejados por las instituciones comunitarias, se prevé que este dispositivo de seguridad vial reduzca el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico hasta en un 10%. Diferentes estudios estiman que con la implantación total del eCall los tiempos de intervención disminuirán en un 40% en zona urbana y en un 50% en zona rural.

A partir de datos de la empresa IMA Ibérica el volumen de llamadas registrado por sus plataformas europeas asciende a una media de 60.000 anuales. Además, la compañía realiza el filtrado y gestión de las llamadas por parte de las plataformas de fabricantes y aseguradores, de forma que los servicios de urgencia solo reciben los avisos relacionados con pronósticos vitales.

Este sistema, como iniciativa de la Comisión Europea, aspira a introducir un sistema paneuropeo basado en un servicio público. En este sentido, Antoine Trarieux, Director de Servicios Telemáticos del automóvil en IMA, ha señalado, “la garantía de una movilidad segura para todos ya está en proceso. IMA trabaja desde hace tiempo en el desarrollo de dispositivos y aplicativos que permiten ofrecer estas mismas condiciones de seguridad a vehículos y motocicletas que no integran de fábrica el sistema eCall”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here