teletrabajo

La crisis del Covid19 ha impulsado al teletrabajo al 88% de las empresas frente al 4% de antes de la crisis. Si tomamos como referencia los que solo lo hacían una vez a la semana es del 5%. Ambos porcentajes coinciden con la media de la Unión Europea. Sin embargo, un 14% utilizaba internet al llegar a casa para seguir conectado por motivos laborales. Según ha publicado el estudio La productividad del trabajo y la conciliación laboral, 2020, elaborado por las profesoras Cristina Gallego y Magalí Riera, EAE Business School.

Si comparamos el teletrabajo con otros países europeos, los integrantes de la UE que más teletrabajan son Luxemburgo, Finlandia y Malta con un 8% y Países Bajos con un 7%; fuera de la Unión Europea, los que más teletrabajan son Noruega e Islandia con un 11% y Reino Unido con un 7%. Los países que menos teletrabajan en la Unión Europea son Rumanía con un 1%; Bulgaria y Chipre con un 2%; y fuera de la UE Albania 2% y Bosnia Herzegovina 2%.
“La situación actual puede ser un detonante que acelere la posibilidad de teletrabajo en todos aquellos sectores en que pueda ser desarrollado. Un proceso de cambio tanto en el sector privado como en el sector público. La situación actual va a mostrar la posibilidad real de teletrabajar, hasta hoy tan limitada, cuando salgan a la luz los índices de productividad de estas semanas o meses”, explica Magalí Riera.
Productividad en España, Unión Europea y mundo
El estudio también contempla la productividad española y de la Unión Europea. A finales de 2019 se preveía un decrecimiento del 0,3% para el área de la UE, pero tres meses después y tras los hechos acaecidos tendrá lugar una caída de 1,4 puntos. “Además ante esta situación, y aunque por el momento hay que ser cautelosos con las previsiones, se estima que las consecuencias a nivel laboral del COVID-19, podrían oscilar entre la pérdida de 240.000 y 1,4 millones de empleos, lo cual supondría una situación económica y laboral no prevista que marcaría aún más la tendencia a la baja de España en la participación del PIB en relación con el PPA, explica Cristina Gallego.
El producto Interno Bruto (PIB) real de los países del G20 creció un 3,1% en 2019; se pronostica que COVID-19 hará que el crecimiento del PIB real disminuya un 0,4% en 2020 en comparación con el año anterior, a un crecimiento del 2,7%.
Sin embargo, y tomando como referencia los datos de Bloomberg, el impacto que COVID-19 podría tener en la economía depende de cómo se desarrolle el brote. En el escenario actual parece que el PIB de Estados Unidos disminuiría un 2,4% y el PIB ruso un 4,8%.
Conciliación: Equilibrio vida personal y profesional
Los países con el mejor equilibrio vida personal y laboral son, en primer lugar, Países Bajos, que obtiene una puntuación de 9,5 puntos sobre 10; Italia (9,4), en segundo lugar; y España y Dinamarca (9), se sitúan en tercera posición. En el otro extremo, Colombia se sitúa como el país con una puntuación menor en términos de equilibrio vida personal y laboral con un 0,9, seguido de México (1,1) y de Turquía (3,1 puntos).
México y Costa Rica son los países con jornadas más extensas: 2.148 horas anuales en el caso de México (48 horas semanales) y 2.121 horas anuales en Costa Rica. En cambio, Alemania y Dinamarca son países con jornadas menos extensas, 1.363 y 1.392 horas anuales respectivamente. Italia es el país con más horas diarias para el ocio y el cuidado personal (16,47), seguido de Francia (16,36), Suecia y España (15,93 horas respectivamente). Siguen en este ranking Dinamarca (15,87 horas) y Alemania (15,62 horas).
“España obtiene una buena puntuación por las horas dedicadas al ocio y cuidado personal pero también porque ha descendido el porcentaje de la población con jornadas extensas, hasta situarse alrededor del 4%”, matiza la profesora Riera.
Sin embargo, la percepción de la satisfacción es mayor en los países escandinavos: Finlandia, Dinamarca y Noruega, con un 7,6, una décima por encima del año anterior; Islandia y Suiza (7,5). Por su parte, Canadá y Países Bajos se posicionan levemente por debajo, y cierran estas 10 primeras posiciones Australia, Nueva Zelanda y Suecia con 7,3 puntos. España obtiene una calificación de 6,4 en satisfacción ante la vida. Los países de la OCDE con menos satisfacción son Sudáfrica con un 4,7 y Grecia y Portugal con un 5,4. “No debemos obviar cierta subjetividad a la hora de cuantificar este dato que mide los sentimientos de las personas, y estos están marcados por la flexibilidad que permite la conciliación y otros factores como la salud, los ingresos, la educación o las condiciones sociales del individuo” recuerda la profesora Riera.
Por otro lado destaca la jornada de 30,4 horas semanales de los Países Bajos, que supone la menos extensa de las analizadas. La sigue Dinamarca (33,5 horas), Noruega (33,8 horas), Suiza (34,7 horas) y Alemania (34,9 horas). España se sitúa cerca de la media de la Unión Europea con un 37,7 de horas semanales trabajadas. De la UE, Grecia es el país que más horas semanales trabaja con un total de 42, seguido por Bulgaria (40,7), Polonia (40,4) y Chequia (40,1).
Hombres: Conciliación entre trabajo y cuidado de los hijos
El informe de EAE también recoge que el 77% de los españoles cree que los empleadores deberían facilitar a los hombres la conciliación entre el trabajo y el cuidado de sus hijos. De este porcentaje, el 81% son hombres y un 73% son mujeres. “Tradicionalmente, se ha relacionado el rol de cuidado de hijos y familiares a la mujer. De hecho, las cifras de contratos de trabajo a tiempo parcial o el porcentaje de población con reducción de jornada dan muestra de ello. Se trata de una convención social implantada a lo largo de décadas, muy relacionada a su vez con estereotipos de género y la cuantía salarial. Con los cambios sociales vividos y los que estamos viviendo son cada vez más los hombres, y también muchas mujeres, los que se muestran a favor y solicitan la posibilidad de conciliar su vida personal, laboral y familiar”, explica  Riera.
La conciliación laboral y familiar es el quinto principal problema al que se enfrentan las mujeres en España (19%), por detrás de la violencia (44%) y el acoso sexual (39%), la violencia física (32%) y la desigualdad en los salarios (24%); y al mismo nivel que la realización de trabajo no remunerado (19%).
En este sentido existe una amplia diferencia en términos de género si lo que analizamos son las excedencias. Las excedencias por cuidado de hijos están solicitadas en un 90% de los casos por mujeres. Para el cuidado de familiares, el porcentaje de mujeres es un poco inferior pero ronda en el 84%.
Aquí te puedes descargar el estudio

Imágenes del artículo: shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here