una experiencia diferenciadora para los empleados

Bajo el incomparable marco del HR evolution, un evento virtual en el que han participado distintos representantes de empresas líder en la gestión de personas, y donde también se ha contado con la participación de Medallia y Development Systems, se ha tratado la importancia de la experiencia diferenciadora para los empleados.

A través de una conversación entre Nieves Perdiguero, solutions consultant manager de Medallia, y Maite Fuentes, directora general de Development Systems, se planteó la importancia que está adquiriendo la experiencia de empleado y cómo abordarla en la situación actual.

“Hoy las empresas necesitan orientar su estrategia de gestión de personas a mejorar la experiencia de empleado para lograr un mayor nivel de compromiso y de consecución de resultados de negocio. Y es clave que el modelo de experiencia de empleado que se decida implantar esté alineado con el resto de la estrategia de la compañía. También, es fundamental  hacer propuestas de valor diferenciales para cada tipología de empleado y, para eso, es imprescindible segmentar a los empleados utilizando criterios como la edad, rol, cuadrante de la matriz del talento en el que están, momento vital…y,  otros criterios aún más importantes, que se están empezando a utilizar, como sus expectativas y motivaciones,… y el valor que tiene cada empleado para la compañía”, comentó Maite Fuentes.

Para  implantar la estrategia de experiencia empleado es necesario trabajar bajo el paraguas de un modelo de gestión, que recoja sus premisas, áreas y roles involucrados, segmentos, procesos de definición y puesta en marcha de las propuestas de valor, sistemática de recogida de feedback, mejora de las propuestas y de medición del impacto en los resultados y para esto son fundamentales las herramientas, que en este caso se proporcionan desde Medallia, ya que ayudan a gestionar esa experiencia de empleado, a través de conocer mejor a los empleados y el impacto que tienen todas las acciones puestas en marcha.

En ese sentido, señaló Nieves Perdiguero la importancia de disponer de las herramientas adecuadas para capturar las señales de los empleados, de forma sencilla e integrada en los flujos de trabajo, y analizarlas. Aquí se resalta la importancia de los datos cualitativos, y cómo la inteligencia artificial puede ayudar a identificar patrones y anticipar necesidades o identificar el sentimiento asociado.

Y continuó “toda la información adicional, que se pueda añadir a los datos de experiencia de empleado, va a enriquecer mucho más ese análisis y va a ayudarnos a identificar las causas por las que una experiencia es mejor o peor para el trabajador”. Además, añadió “es fundamental democratizar esa información, en Medallia utilizamos mucho el concepto de democratización buscando que la experiencia de empleado sea un objetivo a nivel de compañía”.

Ambas profesionales coincidieron en que el futuro más inmediato de las compañías pasa por seguir avanzando en la gestión de la experiencia de empleado. A pesar de la actual situación de incertidumbre, hay que invertir esfuerzo en estas estrategias, porque las empresas con mejor experiencia de empleado serán las más atractivas para captar y retener el talento.

En definitiva, la experiencia de empleado está teniendo una importancia cada vez mayor y, en ese proceso, es fundamental que las organizaciones creen de manera conjunta esas experiencias en base al feedback de sus trabajadores.

Imágenes del artículo: Brooke Cagle, Unsplash