experience fighter

Una nueva edición de ‘Experience Fighters’ abordó el diseño de experiencias con los mayores expertos nacionales e internacionales de estas disciplinas en el Teatro Circo Price de Madrid.

‘Experience Fighters’, el evento español sobre creación de experiencias e innovación, tuvo lugar el miércoles 19 y jueves 20 de junio, y contó con ponentes de Google, Amazon, Invision, IBM, Booking, Electronic Arts… La elección del Price como nuevo escenario del evento obedece al crecimiento que ha experimentado el mismo y sus necesidades de contar con más aforo y más espacio para nuevas áreas de networking.

Y sin duda la necesidad era real. Pues el Teatro estuvo lleno los dos días para atender a cada ponencia. Con un ambiente y un clima adecuado y construido para la ocasión. Cada asistente daba un color diferente al espacio sin desentonar en absoluto. Pinceladas que formaron un todo bonito y con sentido. Pero no solo fue la estética.

Esta sexta edición, puso el acento en cómo el comportamiento humano será el centro de los principales esfuerzos de empresas e instituciones por innovar en el diseño de experiencias de usuario. En 2022, como señalan desde ‘Experience Fighters’, el 70 por ciento de las empresas habrá experimentado con tecnologías inmersivas, tanto para usuarios como para su propia firma.

Las palabras fueron más importantes y estuvieron acompañadas de una actitud de rock and roll, con una lista de la mejor música que sonaba a cada pausa. ¿Quién ha estudiado mi comportamiento como usuario de Spotify para esto?.

Ponentes firmes que parecían estrellas del rock como Chris Noessel, IBM EBA, que tocando una guitarra imaginaria a cada salto de diapositiva nos dio las soluciones para no perder la cabeza ante el gran impacto de la inteligencia artificial en nuestras vidas. La necesidad de una máquina de tener información para conseguir adaptarse al usuario de manera individual puede ponernos nerviosos. Aún hay muchas dudas sobre como se mueve esa información. Hasta la Roomba puede ser un espía que construye el plano de nuestra casa. Pero solo es un chiste para el título de la ponencia, que no se alarme nadie.

Ana Molina nos enseñó la importancia de la funcionalidad del diseño, y las habilidades y complejidades de la inteligencia artificial para dar exactamente lo que espera el usuario. Y de Madrid a New York, y de New york a México. Cuánta mezcla y qué bien sienta, como parar y que te inviten a desayunar cuando hace sol.

Se pudo aprender de Neby Teklu, representante de la iniciativa de Chan Zuckenberg de diseño en las aulas, en solo quince minutos. La experiencia cambia según las capacidades y habilidades de cada persona aunque compartan espacio y contexto. Esto es fundamental para conseguir la equidad en las aulas. Cada experiencia que creamos puede incluir y excluir a ciertas personas.

Andreas Markdalen de Frog marcó uno de los momentos importantes del ‘Experience Fighters’. Para saber diseñar servicios o productos tenemos que saber rediseñar las organizaciones. El diseño que evoca emociones es la suma de varias partes: combina disciplina, consistencia, investigación. También hay que democratizar el diseño, como ejemplo menciona Ikea. El trabajo de diseño se tiene que diluir, que parezca que no hay nada detrás, pero que funcione.

Allie Vogel de Booking.com, nos habló sobre machine learning y experiencia humana con la cercanía de la que cuenta casos propios, como el que utilizó para explicar la relación que tenemos las personas con las máquinas. Sales un día a un bar y al llegar a casa te pregunta tu móvil qué te ha parecido y te sugiere seguir la fiesta en otra parte. ¿Pero quién le ha contado a Google a dónde iba? ¿Y esto es útil para mí? Algunas veces pueden resultarnos extraña, por eso hay que tener claro hasta dónde puede llegar la personalización de la tecnología. Son los usuarios los que deben tener el control y marcar el ritmo.

Para dejarnos sin siesta estaba Pablo Stanley, de los más aplaudidos del jueves. Como en su casa y acompañando la ponencia con un pase de viñetas de lo más original y entretenido. La soltura en el escenario le hacía parecer un monologuista, aunque el viaje que dimos fue más interesante por el enfoque cognitivo conductual. Consejos útiles para manipular con responsabilidad ética.

La clave para que el usuario no se aburra es que vea la progresión al igual que cuando tratamos de aprender a tocar un instrumento. Que tenga autonomía y que se sienta parte de un equipo. Celia Hodent, game ux consultant sabía más que nadie. Actualmente, los principales usos de este tipo de tecnología en España giran en torno a los medios audiovisuales y el entretenimiento online, sobre todo en el campo de los videojuegos. En este contexto, el diseño de experiencias se centrará, sobre todo, en asimilar las emociones y comportamientos al de las personas.

Y que no falte la cerveza. Ignacio Rivera, CEO de Hijos de Rivera, nos explicó qué hacía un chico como él en un sitio como el ‘Experience Fighters’. Y aunque él mismo se sentía sorprendido de estar, no solo no desentonó si no que estuvo más que a la altura. Entretuvo, y desde otra visión nos explicó la relación entre los clientes y su marca, animándonos a tomar riesgos y a apostar por hacer lo que nos gusta.

Y el espacio se nos queda corto. Esto es solo una muestra de lo variopinto que resulta el mundo de las experiencias y de que cualquier área del conocimiento está llamada a aportar a la mejora de las experiencias de clientes y usuarios, porque no solo se trata de estar en el mundo, sino de hacerlo mejor para todos . Por ello, reunirse y pensar en la forma de diseñar mejores experiencias siempre será una buena cita anual, como a la que nos convocó Experience Fighters.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here