InicioTendenciasCómo crear una cultura de trabajo flexible para el bienestar de tu...

Cómo crear una cultura de trabajo flexible para el bienestar de tu equipo

Steve Carrod, Co-propietario y Managing Director de DMPG, reflexiona sobre la importancia de construir una cultura laboral más flexible para potenciar el bienestar mental de los equipos.

La pandemia mundial ha afectado a la percepción de equilibrio entre el trabajo y la vida privada y ha introducido la cultura del trabajo flexible. Una investigación de EY reveló que casi la mitad de los empleados entrevistados dejarían su trabajo actual si no se les dieran oportunidades de trabajo flexible. Además, nueve de cada diez empleados quieren flexibilidad tanto en el momento como en el lugar de trabajo.

Estas cifras demuestran que la conciliación de la vida laboral y familiar es un factor clave que motiva la decisión de las personas de abandonar o incorporarse a una empresa. Por lo tanto, los empresarios deberían prestar atención a las expectativas actuales de los trabajadores y diseñar los lugares de trabajo en función de las necesidades de las personas, y no al revés.

Entender el nuevo panorama empresarial

La generalización del trabajo a distancia ha demostrado que las personas no necesitan estar en una oficina para obtener resultados de alta calidad. De hecho, los altos niveles de productividad podrían ser una de las tres razones principales para que las empresas apoyen permanentemente el trabajo en casa o, al menos, lo ofrezcan como una opción constante para los talentos que prefieren ese estilo de trabajo.

Junto con la alta productividad, una razón adicional para que las empresas consideren el trabajo a distancia podría ser la rápida transformación digital. Una encuesta mundial de McKinsey reveló que la digitalización de las operaciones internas de las empresas ha avanzado entre tres y cuatro años, mientras que sus carteras de productos habilitados digitalmente han avanzado siete años. Esta aceleración ha cambiado las necesidades tanto de los clientes como de los empleados, y las empresas tendrán que adaptarse a la nueva demanda.

¿Por qué hay que invertir en una cultura de trabajo flexible?

La flexibilidad hace que las organizaciones se centren en las personas. Además, crea una marca de empleador más fuerte impulsada por la productividad y la salud mental de su gente. Un enfoque solidario es vital para atraer a los mejores talentos, mejorar la retención e impulsar un negocio.

He aquí cuatro razones clave para considerar la creación de una cultura de trabajo flexible:

Bienestar de los empleados

En el último año, casi cuatro quintas partes de los empleados entrevistados se han sentido bien trabajando desde casa. Aunque los horarios flexibles y la comodidad del hogar contribuyen al bienestar mental, no son los únicos factores que determinan el estado emocional de los talentos. Para que la salud mental forme parte de la estrategia EX, tiene que estar bien comunicada en todos los niveles de la organización.

Ventaja competitiva

Promover un equilibrio favorable entre el trabajo y la vida privada hace que una empresa sea más atractiva para los solicitantes de empleo. Los estudios demuestran que el 87% de los empleados son más propensos a solicitar empleo en un lugar de trabajo que cuidó de sus equipos durante la pandemia. Al competir con empresas que vuelven a imponer los cinco días en la oficina, las que sigan defendiendo la flexibilidad tendrán ventaja.

Ampliación de las reservas de talento

Una política de «trabajo desde cualquier lugar» habilitada digitalmente permite a los empleadores contratar de una reserva de talento más amplia. Según el 60% de los ejecutivos, el talento nunca ha sido tan importante para mantener una ventaja competitiva. La eliminación de las limitaciones geográficas no sólo impulsará las iniciativas de contratación, sino que también retendrá el talento en caso de que los empleados actuales quieran trasladarse.

Más recursos y mejores resultados

No tener que invertir en grandes espacios de oficina durante cinco días a la semana minimizará los gastos generales de la empresa. Esto significa que las empresas pueden dedicar más recursos a la contratación, así como a mejorar la cultura de trabajo. Por ejemplo, los presupuestos pueden destinarse a la incorporación de herramientas de colaboración o de tecnología que agilice el trabajo flexible.

Estas razones son un argumento convincente para que los lugares de trabajo no vuelvan a ser como antes de la pandemia.

Lograr el éxito con nuevos modelos de trabajo

Reimaginar la cultura del trabajo no tiene por qué ser una tarea desalentadora. No importa el sector o la configuración anterior, hay pasos que todas las empresas pueden dar para avanzar en este viaje. Los empresarios pueden crear nuevos estilos de trabajo y seguir operando con éxito:

Tener en cuenta las necesidades tecnológicas

Las empresas deben cumplir los requisitos tecnológicos básicos si quieren que los empleados desempeñen eficazmente sus funciones. Sin embargo, también deben ser sensibles a las demandas individuales y no adoptar una política de talla única.

Por ejemplo, un trabajador a distancia puede necesitar hardware tecnológico adicional, mientras que otro puede requerir capacidades wi-fi más rápidas. Los empresarios pueden adoptar un enfoque individualizado para satisfacer estas necesidades.

Canales abiertos para las peticiones de los empleados

Las solicitudes de compra de los empleados no deben pasar por demasiadas aprobaciones de la dirección. Esto es engorroso y puede causar frustración. Puede solucionar esto permitiendo a los empleados establecer un presupuesto que se ajuste a las necesidades de sus funciones. En este caso, sólo tendrían que seguir la Política de Seguridad de la Información de la empresa.

En general, con un presupuesto disponible, todos los empleados pueden elegir dónde quieren trabajar para estar satisfechos y ofrecer los resultados esperados.

Encontrar tiempo para la creación de equipos

Reunirse con los miembros del equipo, discutir temas no relacionados con el trabajo y mantener a la gente conectada es muy importante para permitir un trabajo híbrido.

Por ejemplo, los altos cargos pueden dedicar regularmente tiempo a ponerse al día con los empleados y a elevar la moral del equipo. Las actividades de creación de equipos virtuales también pueden fomentar un espacio mental positivo y una cultura de trabajo más sólida.

Construir relaciones de confianza

El modelo de trabajo híbrido debe basarse en relaciones de confianza desde el principio. Las empresas deben dar a los talentos la libertad de gestionar sus propias cargas de trabajo, horarios y prioridades.

Al dar prioridad a la flexibilidad, las empresas pueden adaptarse a las necesidades actuales y prepararse para el futuro del trabajo. Los estilos de trabajo híbridos aportan muchos beneficios, desde el apoyo a la salud mental de los empleados hasta la creación de un lugar de trabajo atractivo para los nuevos talentos. Si las empresas permiten a sus empleados mantener los valores de la empresa, completar el trabajo a tiempo y contribuir a un alto nivel, podrán tener éxito como fuerza de trabajo multilocal.

artículos relacionados

La creación del storytelling: cómo aprovechar las reseñas positivas...

Las reseñas online se han convertido en un arma muy poderosa para convencer a clientes potenciales de la calidad de tus servicios o productos.

El metaverso creará experiencias personalizadas gracias al big data

El big data será uno de los grandes protagonistas del metaverso para personalizar todas las experiencias de los usuarios.

Uno de cada tres clientes prefiere comunicarse con el...

La omnicanalidad es uno de los aspectos que más valoran los clientes cuando quieren hablar con el servicio de atención al cliente.

Directorio de empresas