El futuro de la atención médica podría depender de la transmisión abierta de los datos del paciente por varias razones, desde los datos del tratamiento hasta los ensayos clínicos, y una tecnología podría servir como un conducto seguro: la cadena de bloques o blockchain.

Debido a que ningún dato es tan sensible como un registro médico, ser capaz de garantizar su seguridad e inmutabilidad a través de la encriptación blockchain representa una oportunidad única para «repatriar» y «monetizar» un registro para el paciente.

Ya existe  una industria que recopila información del paciente, la elimina de identificadores personales básicos, y luego los vende a investigadores, desarrolladores de medicamentos, o comercializadores. Varias empresas nuevas están desarrollando vías para que los pacientes vendan de forma segura sus datos anónimos a investigadores.

Al permitir que los pacientes agreguen sus propios detalles sobre el estilo de vida: lo que comen, cuánto se ejercitan y duermen, un registro de salud personal ofrecería a los médicos una mejor perspectiva personal para tomar decisiones clínicas más específicas.

Para poder registrar, compartir y procesar de forma segura grandes cantidades de datos confidenciales provenientes de fuentes externas, como dispositivos médicos portátiles y rastreadores de ejercicios, se necesita una base de datos estandarizada con capacidades de inteligencia artificial.

Asegurando los datos del paciente con blockchain

Blockchain utiliza el hash, la creación de una firma digital única para cada bloque de datos cifrados agregados a un libro electrónico distribuido. Los hashes se asignan de nuevo a los datos del paciente cifrados, ya que se agregan secuencialmente a un libro de contabilidad de blockchain, y crea un registro de auditoría para la supervisión del gobierno. Los contratos inteligentes también se pueden utilizar en la parte superior de una cadena de bloques para ingerir y procesar automáticamente nuevos datos.

Rhea Mehta, directora ejecutiva de Bowhead Health, una compañía de tecnología de cadena de bloques que vende un rastreador de salud y bienestar dijo que los ensayos clínicos también sufren el cambio de resultados, donde las compañías farmacéuticas están «alterando» los resultados de las pruebas de detección de drogas. El libro incambiable de Blockchain ayudaría a garantizar que los datos de los ensayos no puedan ser manipulados.

Finalmente, otro problema que podría solucionarse con blockchain es el ransomware, que le cuesta a un hospital típico un promedio de 5 millones de dólares por año. Los cibercriminales de ransomware dependen de su capacidad para cortar el acceso a una única fuente de datos, por ejemplo, una base de datos de un hospital.

Pero blockchain se distribuye, lo que significa que no hay una sola copia de datos; en cambio, hay muchas copias guardadas en cualquier número de nodos del ordenador. Blockchain también es inmutable, por lo que es mucho más difícil corromper los datos en la red: tanto el proveedor de datos como los usuarios pueden probar que los datos no se han alterado.

De esta manera se reduciría las posibilidades de ataques exitosos de ransomware contra los proveedores de atención médica.

Imágenes del artículo: shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here