Meta inteligencia artificial metaverso

El mayor desarrollo de la inteligencia artificial es una de las claves para llegar a la construcción del metaverso, concepto en el que las grandes empresas tecnológicas están invirtiendo cada vez más, con vistas a un posible escenario futuro en el que esta idea se materialice. Por ello, Meta está invirtiendo a gran escala en inteligencia artificial para posicionarse como el líder del desarrollo del metaverso.

Por el momento, uno de los más convencidos de la futura llegada del metaverso a nuestras vidas es Mark Zuckerberg, CEO de Meta, matriz de Facebook, Instagram y Whatsapp. En los últimos días, ha asegurado que para llegar al metaverso será necesario llevar a cabo grandes progresos en inteligencia artificial (IA).

Siguiendo esta dirección, Jerome Pessenti, vicepreidente de IA de Meta, ha afirmado en Wall Street Journal que «en el metaverso, el 100% del tiempo es una experiencia multisensorial en 3D, por lo que necesitas crear agentes de inteligencia artificial en ese entorno que sean relevantes para ti».

Para ello, Meta está construyendo un superordenador que pueda ejecutar algoritmos de aprendizaje para tener los conocimientos necesarios para crear el universo virtual. El denominado AI Research Supercluster (RSC) ya sería una de las máquinas más poderosas del planeta, a pesar de que todavía no esté acabado. Cuando esté finalizado, previsto a mediados de este año, será el más rápido a nivel mundial.

Meta empezó a diseñar su nueva infraestructura informática hace ahora casi dos años con el fin de poder acelerar el proceso de entrenamiento de grandes modelos de IA, con el objetivo de entrenar modelos de un día con más de un billón de parámetros de datos, lo que equivale a 36.000 años de vídeo de alta calidad.

«En última instancia, el trabajo realizado con RSC allanará el camino hacia la creación de tecnologías para la próxima gran plataforma informática: el metaverso, donde las aplicaciones y productos impulsado por IA desempeñarán un papel importante», aseguran desde la compañía.

De esta forma, los ingenieros de Meta imaginan un futuro cercano en el que este superordenador les permita «construir sistemas de IA completamente nuevos que puedan impulsar traducciones de voz en tiempo real para grandes grupos de personas, cada uno hablando un idioma diferente». Esta estructura con 16.000 tarjetas gráficas podrá también conseguir el análisis simultáneo de texto, imágenes y vídeos.

¿Qué es exactamente el metaverso? Podría definirse como un mundo digital persistente que está conectado a muchos aspectos del mundo físico, incluidas las personas, lugares y cosas. Ofrece la posibilidad de compartir experiencias en varias dimensiones y puede ayudar a las personas a reunirse en un entorno digital, hacer más cómodas las reuniones con el uso de avatares y facilitar la colaboración creativa desde cualquier lugar.

Otra empresa que se está preparando para la llegada del metaverso es Microsoft, que afirma que su plataforma cloud reúne un conjunto completo de recursos diseñados para impulsar el metaverso. Por ejemplo, sus capacidades de IoT permiten generar gemelos digitales de objetos físicos en la nube; la plataforma de realidad mixta Microsoft Mesh es capaz de brindar una sensación de presencia compartida y real sobre cualquier dispositivo; y la integración de inteligencia artificial favorece la creación de interacciones naturales a través de modelos de aprendizaje automático de voz y visión.

Para ello, cuentan con el «Dynamics 365 Connected Spaces», que aporta una nueva perspectiva sobre la forma en que las personas se mueven e interactúan con casi cualquier espacio, ya sea un comercio minorista o una planta industrial, así como la gestión de la salud y la seguridad en un entorno de trabajo híbrido.

Por lo tanto, estamos viendo una carrera de las grandes compañías tecnológicas para posicionarse como la punta de lanza del desarrollo del futuro metaverso, al igual que están haciendo con otras tecnologías, como el blockchain.

La inteligencia artificial ya es vital antes del metaverso

La inteligencia artificial no solo será la gran protagonista del futuro, es que ya lo es del presente. Los expertos indican que en 2022 está tendrá mucha fuerza en todos los ámbitos de nuestra vida. «La IA va a generar nuevas fuentes de datos que se obtendrán más rápido y con información diferente, generando un nuevo conocimiento. A esto se sumará el desarrollo de herramientas de visualización que facilitarán el aprendizaje y la toma de decisiones», han afirmado.

Esta relevancia se debe a que, con la muerte de las cookies, la IA pasará al primer plano a la hora de capturar datos de los usuarios y de los clientes para ofrecer experiencias más personalizadas. Otro factor fundamental es su capacidad para impulsar las nuevas tendencias de marketing digital más importantes de este año.

 

Imágenes del artículo: thisisengineering raeng, Unsplash