La medida anunciada por el Ministerio de Consumo el pasado 4 de septiembre, que determina la limitación del uso de líneas telefónicas 902 ó 901 con un coste superior a las tarifas básicas de telefonía fija local o móvil, ha entrado en vigor el pasado día 23 de diciembre. Esta nueva regulación afecta tanto a los teléfonos de atención al cliente de servicios básicos públicos, como a empresas privadas.

Tal y como se anunció hace meses, el Ministerio de Consumo llevaría a cabo la modificación de la Ley General de la Defensa de Consumidores y Usuarios, a través de los artículos 21 y 49. Aunque dicho cambio se esperaba para el primer trimestre de 2021, el Ejecutivo ha adelantado dicha medida, siendo efectiva desde el pasado 23 de diciembre.

En qué consiste la nueva modificación

La entrada en vigor de esta modificación supone que las empresas, tanto privadas, como empresas de servicios públicos básicos – agua, gas, electricidad, seguridad, transporte, salud, saneamiento de residuos, servicios financieros y postales- no podrán disponer de líneas telefónicas para la atención al cliente que comiencen por 902 ó 901, suponiendo un coste mayor al de una llamada local o de móvil.

Además, con dicha modificación, el Ministerio insta a que las empresas faciliten y promocionen un teléfono geográfico o móvil para dichos servicios de atención al cliente. En el caso de seguir haciendo uso de la línea 902 y 901, se debe informar claramente de su coste, así como ofrecer una línea de contacto alternativa.

En caso de no cumplir con estas nuevas condiciones, supondrá la aplicación de un régimen sancionador para las empresas que no lo apliquen, suponiendo una infracción de la defensa de consumidores y usuarios.

Imágenes del artículo: Hassan Ouajbir, Unsplash