google

Según un informe publicado en el medio belga VRT, los empleados de Google escuchan las grabaciones realizadas con los altavoces inteligentes de Google Home y el asistente de Google en los teléfonos móviles con sistema operativo Android.

Para explicar esta intrusión a la privacidad, la compañía ha asegurado, en un comunicado, que revisan las grabaciones para que su tecnología funcione con una amplia variedad de idiomas.

La empresa estadounidense tiene contratos con lingüistas repartidos por todo el mundo para desarrollar el asistente, en cuanto a idiomas. Precisamente fue uno de estos trabajadores quien denunció estas prácticas de escuchas y filtró algunos fragmentos a VRT NWS. Muchas conversaciones se graban involuntariamente, ya que, cuando alguien dice algo parecido a «Okay Google», Google Home comienza a grabar.

Asimismo expresaron que los archivos de voz contenían «direcciones y otra información confidencial» de los clientes. Pese a que desde el gigante tecnológico desvinculan los audios de los usuarios a los que pertenecen, a menudo los empleados, al no entender lo que oyen, buscan «cada palabra, dirección o nombre» de la personas que lo utiliza. «A menudo descubren la identidad de la persona», aseveraron.

Privacidad comprometida

Desde Google defienden que, supuestamente, «los expertos solo revisan alrededor del 0,2 por ciento de todos los fragmentos de conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente virtual, para comprender las particularidades y los acentos de cada idioma».

Imágenes del artículo: charles-deluvio-unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here