¡Ya empieza la cuenta atrás para Contact Forum! Y poco a poco vamos desvelando todos los temas que formarán parte del congreso y a los profesionales que compartirán su tiempo y sus conocimientos con todos nosotros.

Como no podía ser de otra manera, las emociones en el contact center era un tema que debía estar en el programa. Gracias a la mesa redonda «Inteligencia emocional en el contact center» by Majorel, distintos profesionales abordarán este interesante tema.

Y es que no hay que olvidar que cuando un cliente acude al servicio de atención al cliente, lo hace por la presencia de algún tipo de problema o necesidad no cubierta. Por este motivo, el trabajo del agente en el contact center puede llegar a ser una labor complicada debido a la cantidad de incidencias gestionadas en él.

Sin embargo, aprender a lidiar y gestionar todas las emociones surgidas, supondrán la diferencia en la experiencia de cliente y en el resultado obtenido a nivel empresarial. En este sentido, la inteligencia emocional es una cualidad fundamental de los agentes. 

Gracias a la escucha activa del cliente, este podrá sentirse comprendido y ayudado. Pero, ¿cómo consiguen adoptar los agentes esta empatía hacia los clientes? ¿Cómo puede la inteligencia emocional optimizar el servicio ofrecido?

Sobre todo esto hablarán Ana Buxó, Secretaria General de CEX; Ana Queipo, directora de contact center de Santalucía; y Francisco Gil, director comercial de Majorel Ibilat.

Consigue tu acreditación gratuita

Se acerca por fin la esperada celebración de Contact Forum y queremos que estés allí con nosotros para reactivar el sector y hablar sobre el futuro de la CX. Como el aforo será limitado, ¡no queremos que te quedes sin tu acreditación gratuita!

Regístrate gratis en Contact Forum

Y para ponértelo más fácil, Renfe pone a disposición de los asistentes un descuento del 30% para aquellas personas que deseen desplazarse en tren hasta Barcelona. Además, aquellos que visiten de manera presencial el evento tendrán la oportunidad de ganar un pack relax en el Balneario Panticosa.

Imágenes del artículo: Unsplash