delegado de protección de datos

Un año después de la entrada en vigor del reglamento general de protección de datos (RGPD) de la Unión Europea, las empresas siguen intentando adaptarse a la normativa y todo apunta que cada vez están más cerca de conseguirlo.

El nuevo perfil de delegado de protección de datos (DPD), ayuda a las compañías a mantener una gestión adecuada de los datos personales de sus clientes. Además de que, en algunos casos, resulta imprescindible para alinearse a la nueva normativa y evitar sanciones.

Según el informe Hicox Cyber Readiness Report 2019, el 68 por ciento de las compañías españolas defiende que garantizar su cumplimiento es prioritario en su estrategia de negocio, cinco puntos por encima de la media de países analizados.

Ventajas de tener un DPD

Según la normativa, este nuevo perfil debe vigilar el tratamiento que hacen las empresas de la información de sus clientes. Por ello, es muy importante que las empresas cuenten con esta figura en sus plantillas.

Además, a través del DPD, los usuarios pueden recibir respuesta y solución a sus reclamaciones y ser indemnizados por los daños ocasionados. Las compañías, por su parte, salen ganando si, ante un mal tratamiento de los datos de un cliente, lo indemnizan en lugar de pagar la multa administrativa a la que se enfrenta que, además de ser una cuantía más elevada, la empresa perdería prestigio mediático.

El reglamento establece como obligatoria la presencia de esta figura en empresas y entidades, públicas o privadas, que traten de manera sistemática datos de carácter persona, ya sean de clientes, empleados o proveedores.

Ayuda a prevenir sanciones

Con la entrada en vigor del nuevo reglamento, el importe de las multas a estas entidades por incumplir sus obligaciones puede llegar a multiplicarse por mil.

Actualmente, cuando una empresa comete una infracción leve relacionada con la información personal de sus clientes, puede pagar hasta 10 millones de euros o, en caso de empresas más grandes, hasta el 2% de su volumen de negocio anual. En el caso de infracciones graves, la multa se duplica: 20 millones o el 4% de sus ingresos. Por ello, es muy importante tener presente la figura del delegado de protección de datos.

Imágenes del artículo: shutterstock_388708702

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here