A lo largo del pasado año, la transformación digital se ha convertido en la referencia común de la gran mayoría de las empresas. Y aunque potenciada por la crisis sanitaria vivida el pasado 2020, dicha transformación ha sido la clave de todos los sectores -desde el financiero hasta el comercio minorista- ayudándolo a cumplir con las demandas solicitadas, mientras que incrementan la capacidad organizativa, y en consecuencia, la productividad de las empresas.

Así lo ha demostrado el Informe de Referencia de Conectividad 2020,  realizado por la compañía perteneciente a SalesForce, MuleSoft,  en el que se han encuestado a 800 líderes de TI, procedentes de diferentes países y sectores. Este estudio refleja cómo la transformación digital se ha convertido en elemento clave para el desarrollo de las empresas, y los desafíos a los que se enfrentan con su incorporación.

Con la imposición del teletrabajo, la transformación digital se ha acelerado más que en años anteriores. El 99% de las compañías de los encuestados tienen o están en proceso de llevar a cabo estrategias para la transformación digital, en un plazo de uno a cinco años. Así mismo, el 85% de estas empresas consideran que esta transformación es difícil y les está suponiendo un gran desafío.

Sin embargo, el mayor desafío con el que se encuentran los líderes de TI son los silos de información, los cuales ralentizan y obstaculizan la transformación, y generan una mayor presión en el equipo para cumplir con las demandas de experiencias conectadas

Así mismo, el informe de MuleSoft destaca que los líderes de TI se tienen que enfrentar a las innovaciones con mayor velocidad y menores recursos, debido al aumento de las demandas tecnológicas, que crecen más rápido que los equipos de TI, y que más de la mitad de su tiempo también lo invierten en otras tareas, como actividades para mantener el status quo. En consecuencia, el pasado año, el 59% de los líderes declararon no poder llevar a cabo todos los objetivos establecidos dentro de los márgenes de actuación.

API como clave para la transformación

Ante esta situación, en la que los beneficios empresariales pueden verse afectados, la integración basada en Interfaz de Programación de Aplicaciones (API, en sus siglas en inglés) se presenta como el elemento diferencial para dicha transición, permitiendo la comunicación entre los diferentes productos o aplicaciones. Las API son el nuevo tejido conectivo, utilizado por más del 80% las organizaciones para crear integraciones.  

En consecuencia, las organizaciones que adoptan API obtienen un aumento productividad (54%), innovación (47%) y agilidad (46%). Los líderes de TI con equipos que aprovechan las API también son más probable que complete todos o casi todos los proyectos solicitados  y tienen un 69% menos de probabilidades de informar que la integración dificulta sus esfuerzos de transformación digital.

En conclusión, los líderes de TI reconocen el valor estratégico de las API, especialmente cuando se trata de usarlos como tejido conectivo para integración. La transformación digital se ve agilizada gracias a las API y las organizaciones líderes van un paso más allá: crear una estrategia sólida que vaya junto con sus API.

 

 

 

Imágenes del artículo: Ross Findon, Unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here