inteligencia artificial

Cuando los expertos discuten el futuro del trabajo, a menudo se piensa que ciertos tipos no pueden ser asumidos por la inteligencia artificial y la automatización. Cada vez más, se desvanece esta idea a medida que la IA se ha vuelto más y más inteligente.

No hace mucho pensábamos que los conductores, los médicos, los contadores y los abogados eran irremplazables. Y, sin embargo, estamos comenzando a ver computadoras invadiendo esos campos. Ahora, incluso aquellas profesiones que requieren de empatía o creatividad, algo que consideramos exclusivamente humano, parece ser programable. Algunas máquinas generan anuncios que tienen mejores resultados con el público que los que realizan los humanos. Entonces, ¿qué no está dentro del ámbito del aprendizaje automático?

La inteligencia artificial trata de resolver los problemas que ocurren en el mundo. Muchos de estos se centran en las personas y la cultura que estas han creado. Si los programadores pueden enseñar a un robot de IA lo suficiente sobre la cultura humana, la IA será capaz de resolver estos problemas de manera creativa.

Una inteligencia artificial humana

Con datos suficientemente completos y una programación lógica suficientemente bien estructurada, la IA podría ser adecuada para abordar problemas creativos. Imaginamos la nueva línea de productos de una empresa y sus planes, objetivos y expectativas para comercializar estos nuevos productos en una ciudad específica.

Para comprender la situación, el programa de IA debe tener una base de datos adecuada de conocimientos sobre el idioma, así como sobre el mundo real de la publicidad, las ventas y los trabajos que parten del sector. También deberíamos proporcionar al programa procedimientos para aplicar ese conocimiento a este caso en particular. Una vez que el programa tenga un conocimiento adecuado del idioma y suficiente información sobre los objetivos humanos y cómo funcionan las cosas en la organización, se puede programar para procesar el tipo correcto de razonamiento y luego podrá comprender la situación y responder preguntas al respecto.

Y, sin embargo, esta capacidad de la IA no lo convierte automáticamente en una amenaza para los esfuerzos creativos más avanzados. Es muy posible que pueda resolver un problema complejo sobre el comportamiento humano o crear materiales de marketing efectivos. Sin embargo, hay mucho que decir sobre la capacidad artística o para evocar emociones basadas en la experiencia común, la sinceridad, el talento… pero sí para responder a algunas preguntas complicadas que nos faciliten la vida.

Imágenes del artículo: shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here