inteligencia artificial

A menudo, cuando las personas hablan de inteligencia artificial (IA) y creatividad, están debatiendo la capacidad de los sistemas de IA para ser creativos. De hecho, una iniciativa para producir «arte» con robots impulsados ​​por la IA se remonta a mediados de los años ochenta, y hoy hay sistemas de IA que han ayudado a crear música o historias de terror.

Sin embargo, la mayor parte de la relación entre la inteligencia artificial y la creatividad, al menos en un futuro próximo, será de un tipo diferente. El escenario más común implicará que los sistemas de inteligencia artificial liberen a las personas de tareas tediosas, dándoles así más tiempo para ser creativos e innovadores.

La inteligencia artificial ya está demostrando que la mayoría de las tareas que pueden sistematizarse pueden ser realizadas por una máquina. Hay innumerables procesos que requieren mucha mano de obra y que los sistemas de IA pueden automatizar.

  • Repasar los enormes conjuntos de datos de ventas minoristas, identificando patrones y tendencias que pueden informar pronósticos y decisiones de inventario.
  • Categorizar, etiquetar y analiaz cantidades de datos no estructurados, incluidos documentos, archivos de audio, archivos de video e imágenes.
  • Sirve como primera línea de defensa cibernética, analizando los registros del tráfico de la red y las actividades del usuario para identificar firmas de ataques conocidos o comportamientos anormales.

En el pasado, las personas han realizado estas tareas de ingreso de datos, categorización y análisis resultando repetitivas. Con la transformación digital la generación de grandes volúmenes de datos estructurados y no estructurados es tarea de sistemas impulsados ​​por IA, liberando así a los seres humanos.

Por supuesto, no todas las personas liberadas de estos procesos repetitivos se convertirán automáticamente en un genio creativo. Pero con los sistemas de IA que automatizan muchas de estas tareas y procesos que, además, requieren mucho tiempo, se liberará a un gran número de trabajadores para que se dediquen a otro tipo de actividades estratégicas o creativas.

Las empresas confían en la IA

De hecho, una encuesta reciente de MIT Technology Review Insights, encontró un amplio apoyo para el nuevo vínculo entre la IA y la creatividad. Casi la mitad (47%) de los negocios consultados, estuvieron totalmente de acuerdo con la afirmación de que, gracias a la IA, «podremos dedicar más tiempo a pensar creativamente sobre los desafíos comerciales a los que nos enfrentamos y poner también el foco en nuestros clientes».

No es sorprendente que los encuestados también asociaran estrechamente la aplicación de IA a tareas bien definidas y repetitivas. El 44% estaba totalmente de acuerdo con la afirmación: «La IA será de mayor utilidad para las empresas que replican tareas y confían en los procedimientos de rutina».

Ayudar a fomentar la creatividad es solo una de las muchas formas en que se espera que la inteligencia artificial basada en datos tenga un impacto en las empresas.

Imágenes del artículo: edu lauton_unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here