tecnología de audio

El cambio de metodología de trabajo junto con la transformación digital ha generado un cambio en las necesidades de las empresas. La calidad del audio se ha convertido en la nueva prioridad, según apunta una investigación publicada por EPOS. Por ello, la inversión futura en tecnología de audio será clave para la mejora del rendimiento de la empresa, así como la calidad de los servicios ofrecidos.

Bajo el título “Audio de calidad: una inversión sólida”, el informe comparte los conocimientos en la materia de 2.000 tomadores de decisiones en siete mercados y sectores distintos, incluidos TI, finanzas, servicios comerciales, atención médica y medios. Así, en él queda reflejado que el 83% de los líderes empresariales asegura que los equipos de audio se han vuelto cada vez más importantes en comparación con hace dos años.

De hecho, en estos momentos ven el audio como la clave para mantener la comunicación con el cliente, los empleados y los socios, y esto se ha visto incrementado exponencialmente a medida que la fuerza laboral continúa trabajando de forma remota. Dentro de este cambio de priorización, la calidad del sonido ha surgido como un habilitador no negociable de la continuidad del negocio, la gestión del cliente y las asociaciones, así como las comunicaciones internas.

Invertir en calidad adquiere un sentido comercial

A medida que los beneficios del trabajo remoto se han vuelto evidentes tanto para los mandos empresariales como para empleados, la colaboración virtual ha llegado para quedarse para millones de nosotros. Los líderes empresariales han adoptado el trabajo en remoto y, como parte de esto, ahora buscan abordar los puntos débiles tradicionales relacionados con el ruido de fondo, las interferencias y la mala calidad del audio. Esto se debe a que ya ha quedado patente que la calidad efectiva de las llamadas conduce a prestar un mejor servicio al cliente, a llevar a cabo una mayor participación de los empleados y, también, a una mayor colaboración.

De los tomadores de decisiones globales encuestados, el 56% afirma que el equipo de audio de alta calidad es esencial para su negocio, mientras que el otro 34% piensa que es deseable. El 66% de los que trabajan en el sector sanitario y el 64% de los encuestados que pertenecen a los sectores de tecnologías de la información y digitales afirman que los equipos de audio de alta calidad son indispensables para su desempeño.

A su vez, el 42% de los tomadores de decisiones a nivel mundial (y más de la mitad en el área APAC y Alemania, 51%) han observado un aumento en la importancia que se le otorga a la tecnología de audio en su negocio, en lo que respecta a la ayuda que supone para mantener correctamente las relaciones con sus clientes. De hecho, la calidad del audio se está volviendo tan importante que el 78% de los tomadores de decisiones están dispuestos a pagar más por ella, en especial en los sectores de ventas y marketing (56%), donde la calidad del audio es considerada fundamental para poder mantener al cliente y para la comunicación entre socios, por lo que está estrechamente vinculada con el desempeño comercial en general.

Las grandes organizaciones toman la iniciativa

La mayoría de las empresas son conscientes ahora de la necesidad de que las personas posean equipos de audio de calidad como parte de su configuración de trabajo estándar. Al respecto, el 95% de los encuestados asegura que va a continuar invirtiendo periódicamente en nuevos equipos de audio para uso individual y el 50% comenta que lo harán próximamente, al cabo de dos o tres años.

Si bien algunos van a demorarse en el camino hacia una plena materialización de los beneficios de la colaboración efectiva y el audio de calidad en la vida laboral diaria, EPOS ha descubierto que las organizaciones más grandes (más de 1000 empleados) ya se encuentran un paso por delante. Así, cuantos más empleados tenga una compañía, mayores serán las posibilidades de que inviertan en nuevos equipos de audio, lo que demuestra que, incluso, aún cuando se precisa llevar a cabo un gasto significativo para equipar a miles de personas con la tecnología de audio adecuada, las empresas reconocen el valor de esta inversión.

EPOS también ha podido constatar a través de este estudio que la decisión de invertir está siendo impulsada desde arriba, siendo los ejecutivos de mayor nivel los más propensos a presionar para que se lleve a cabo esta inversión anual. De hecho, en el 42% de las organizaciones existe un reconocimiento generalizado de que el audio es primordial para el éxito del negocio y clave para mantener la comunicación con clientes y socios.

El gasto en audio ya está destinado a una mayor inversión

De esta forma y según el estudio, la mayoría de los líderes empresariales (57%) esperan que las inversiones en equipos de audio aumenten en los próximos dos años y las organizaciones con sede en el área APAC (Australia, Hong Kong y Singapur), Reino Unido y EEUU, así como en Alemania están preparadas para tomar la iniciativa, contando con un aumento planificado de gasto para dicha partida. Asimismo, cuando se trata de sectores que ya cuentan con un gasto mayor para futuras inversiones en audio, como las telecomunicaciones o los servicios públicos, estos lideran el camino con un 73%, seguidos de la hostelería con un 68%, las finanzas con un 68% y las tecnologías de la información/digitales con el 67%.

Preparados para la fuerza laboral del futuro

El panorama mundial actual ha acelerado la velocidad de respuesta necesaria para que las organizaciones puedan paliar el impacto que este contexto pudiera provocar en las operaciones comerciales, llevándose a cabo un aumento de las reuniones virtuales y las llamadas, que pasan a reemplazar la interacción cara a cara, lo que ha sido fundamental.

Sin embargo, los líderes empresariales también deben mirar hacia el futuro, más allá de la pandemia, para asegurar el talento a medida que la Generación Z vaya ingresando en la fuerza laboral, ya sea de forma remota o no. De hecho, se prevé que la representación de esta generación en el mercado laboral llegue a superar los mil millones en 2030. En este sentido, el 29% de los encuestados ya está haciendo alusión a las necesidades de los empleados más jóvenes como factor clave en la creciente importancia del audio.

Por ello, las compañías de hoy precisan comprender las motivaciones y formas de trabajar de este grupo demográfico. Las organizaciones que pueden ofrecer experiencias flexibles y soluciones tecnológicas bien conectadas se van a encontrar posicionadas para atraer y retener a los mejores talentos.

Al respecto, Jeppe Dalberg-Larsen, presidente de EPOS, apunta: “Los usuarios más jóvenes cuentan con un mayor conocimiento de los puntos clave de la comunicación. Es una buena idea involucrar a los empleados proporcionándoles las herramientas adecuadas que se adapten a su forma de trabajar, reconociendo que cada uno cuenta con necesidades diferentes y, por tanto, precisan de una solución diferente. Obtener el equipo de audio adecuado para el usuario y su tarea individual es clave a la hora de conseguir los mejores resultados de los empleados. Los líderes empresariales deben responder en línea con esto, aprovechando las nuevas tecnologías para empoderar la fuerza laboral de hoy y, lo que es más importante, para atraer y retener el talento futuro que está por venir”.

“En nuestra última investigación, la mitad de los líderes empresariales (49%) que encuestamos dijeron que un aumento en el trabajo híbrido ha elevado la importancia de los equipos y la tecnología de audio con respecto a sus negocios. Estos están comenzando a comprender que un enfoque único para todos no es suficiente. Deben trazar un mapa de cómo ven el funcionamiento de su organización y los diferentes puntos finales de comunicación que necesitarán sus empleados en la oficina o, lo que es más probable, como parte de un nuevo modelo híbrido. Los equipos de audio de calidad y las soluciones tecnológicas tendrán una influencia significativa a la hora de definir y permitir cómo se ve el éxito empresarial hoy y también en la próxima década”, aclara Dalberg-Larsen.

Para acceder al informe completo “Audio de calidad: una inversión sólida” realizado por EPOS, pulsa aquí