InicioTendenciasLive Shopping: la nueva experiencia de compra

Live Shopping: la nueva experiencia de compra

¿Te acuerdas de aquellos míticos anuncios de la teletienda? El mundo ha cambiado y con él las forma de promocionar y anunciar productos por parte de las marcas. De esta forma, el denominado «Live shopping» se ha convertido en el sucesor de la que fue la tendencia más popular de hacer publicidad en su momento, creando una nueva experiencia de compra.

¿Qué es exactamente el live shopping? Es la estrategia de ventas en streaming basada en la comercialización de productos a través de las transmisiones en directo. Una vez que esta nueva forma de comprar ha acumulado cifras millonarias en China, ha dado el paseo definitivo a Europa y se está consolidando.

El confinamiento fue un punto de inflexión para el funcionamiento del comercio electrónico. La imposibilidad de comprar en las tiendas físicas hizo que creciera un nuevo modelo de compra, una nueva estrategia de comprar y vender online. Esto es el live shopping, una experiencia de compra innovadora que se basa en la promoción de productos mediante transmisiones en directo. En pocas palabras, es como la mítica teletienda, pero en directo.

¿Por qué ha tenido tanto éxito? El factor diferencial respecto al modelo de venta tradicional es que el cliente es parte activa de la transmisión, ya que puede interactuar en tiempo real con la persona o marca que este realizando el anuncio y realizar la compra del producto al momento con un solo click. Por ello, esta parte de su éxito se basa, como ya explicamos anteriormente, en el crecimiento exponencial del streaming en la experiencia de cliente.

Alibaba, una de las mayores compañías de comercio electrónico del país, fue pionera en este modelo con el lanzamiento de Taobao Live 2016. Esta plataforma, especializada en live commerce, logró generar rápidamente grandes ingresos y se convirtió en un modelo habitual para aquellas marcas que buscaban aumentar sus ventas online. 

Se puede dictaminar que el gran cambio que viene de la mano de este nuevo modelo es el entretenimiento. «Ya no se trata de una simple transacción, sino de una experiencia de la que el usuario es partícipe. Se le da ese toque humano que falta en el comercio electrónico», explica Alfredo Ouro, uno de los creadores de Onlive.site, una empresa española especializada en live shopping. Además, el factor humano es fundamental a la hora de conectar con la audiencia, ya que es una persona la que muestra todos los detalles del producto.

Uno de los mayores ejemplos es el streamer chino Austin Li Jiaqi, especializado en en belleza y cosmética. En el mes de octubre, vendió productos por valor de 1.500 millones de euros durante una sola transmisión en directo, la cual duró 12 horas.

En cuanto al público mayoritario del live shopping como nueva experiencia de compra, Ouro afirma que «es verdad que la gente más joven se adapta con mayor facilidad, pero no olvidemos que es algo muy parecido a la clásica teletienda, cambia el contexto, pero el modelo es muy similar. Además, para una persona de avanzada edad es mucho más cómodo que alguien le explique las características del producto que tener que leerlas».

Tras su éxito en China, son muchas las marcas que ya han empezado a usar esta estrategia en Europa para promocionar y vender sus productos. Por ejemplo, Tommy Hilfiger realizó su primer live shopping en su página web y resultó ser un éxito rotundo: 14 millones de espectadores y 1.3000 artículos vendidos en dos minutos. Otras marcas que ya han implementado este modelo, en este caso en España, son Carrefour y Lidl. 

Hay grandes compañías que ya cuentan con su propia plataforma de live shopping, como es el caso de Amazon con Amazon Live. Sin embargo, la mayor innovación viene de las mano de las redes sociales como Twitter, Instagram, Twitch y TikTok, esta última como impulsora del nuevo marketing digital. Estas aplicaciones ya han incluido la opción de vender productos durante la transmisión de videos en directo. 

Sin embargo, Javier Molina, fundador de Fira Onlive, empresa española-chilena de live shopping, asegura que las ventas que se consiguen a través de las redes sociales no son comparables a las que se alcanzan a través de las propias páginas web de las marcas. «Los usuarios, en general, entran en Instagram a consumir contenido, no a comprar. Es mucho más difícil conseguir ventas. Pero, cuando entran en la página web de la marca y ven un live, sí que están en posición de compra». 

En este sentido, los expertos prevén un futuro prometedor a este modelo a pesar de que sea desconocido para la mayor parte del público en España: «Creemos que se va convertir en un gran canal de entretenimiento. Algo parecido a Youtube, pero en directo y enfocado a la compra», afirma Molina.

artículos relacionados

Colocar al usuario en el centro: los factores decisivos...

El 60% de clientes son exigentes en lo referido al servicio de atención al cliente, por lo que las empresas deben asegurar el éxito en cada punto de contacto del customer journey.

Las 7 claves para administrar eficazmente el servicio al...

La temporada navideña supone una época en la que exigencia es máxima en servicios de atención al cliente.

Las diferencias entre un contact center y un call...

Conocer lo que es una BPO, así como las diferencias entre un contact center y un call center es vital para saber qué conviene más a tu empresa.

Directorio de empresas