relación cliente

Los empleados son los principales embajadores de las compañías y su bienestar es fundamental para fomentar la relación con los clientes. Por lo tanto, establecer relaciones que conecten a las personas, independientemente de si son empleados o clientes, es la clave para obtener resultados de éxito. Esto es precisamente a lo que se dedican en Good Rebels.

Premiados por los proyectos llevados a cabo con diversas marcas, la compañía Good Rebels se caracteriza por ayudar a las organizaciones a centrarse en las personas. El secreto del engagement que generan parte de la relación establecida con sus empleados, así nos lo ha desvelado Fernando Polo, CEO de la compañía.

Pregunta: ¿Qué influencia tiene la cultura interna de una compañía en la relación con los clientes?

Respuesta: En Good Rebels entendemos la cultura como las creencias, valores y comportamientos compartidos. No se trata de las cosas que quedan escritas en los decálogos y nunca llegan a llevarse a cabo. En una cultura fuerte, creencias y comportamientos están alineados, evitando las incongruencias, lo que hace que los empleados trabajen con mayor autonomía y agilidad.

Y en una cultura centrada en las personas, como es la de Good Rebels, hay una gran empatía: me preocupo por lo que les pasa a las personas que hay a mi alrededor y por cómo se sienten, ya sean compañeros o clientes, creando una cultura de servicio, de voluntad de ayudar al otro. Lo que se promueve y valora a nivel interno cala en la relación con el cliente y añade valor a nuestro producto o servicio.

«EN GOOD REBELS, NO TRABAJAMOS SOLO PARA GENERAR VALOR A NUESTROS CLIENTES, SINO QUE LO HACEMOSPARA LA SOCIEDAD EN GENERAL»

P: ¿Cómo repercuten las iniciativas de employee experience en los resultados de la compañía?

R: Las iniciativas de employee experience están orientadas a facilitar la vida de los trabajadores y eliminar la fricción del día a día. Al incrementar la satisfacción del empleado por aquello en lo que trabaja, aumenta el compromiso y fidelidad de éste respecto a la compañía.

Y mejorar la experiencia de nuestros empleados no siempre implica grandes partidas presupuestarias. Muchas veces tiene que ver más con la voluntad de mejorar la vida del trabajador a través de pequeños gestos.

P: ¿Cuál considera que es la clave para crear una conexión humana significativa?

R: En Good Rebels, estamos convencidos de que la clave es la confianza. Y esa confianza se consigue a través de la transparencia radical y de lo que nosotros llamamos “Love in the workplace”: generosidad y gratitud hacia los demás y reconocimiento de su trabajo.

P: ¿Qué estrategias para fomentar el bienestar de las personas
lleváis a cabo?

R: Good Rebels es una organización centrada en las personas y con nuestras estrategias buscamos que nuestros empleados encuentren el equilibrio entre lo que llamamos armonía (autonomía y flexibilidad) y relevancia (ambición y responsabilidad).

No se trata tanto de iniciativas concretas: creemos que con su propia actividad las empresas pueden tener un impacto en sus clientes, en sus empleados y en la sociedad. En Good Rebels, no trabajamos solo para generar valor a nuestros clientes, sino que lo hacemos para la sociedad en general, luchando para que las empresas sean más humanas.

Otro rasgo que nos diferencia es que invertimos mucho tiempo en explicar a los empleados el por qué de todas nuestras decisiones. En cuanto a iniciativas concretas, van muy en línea con la importancia que le damos a la autonomía y a la responsabilidad: semana laboral de cuatro días, horarios flexibles, vacaciones ilimitadas y priorizar el teletrabajo.

«eL PRIMER BENEFICIADO DE LA SATISFACCIÓN DE LOS EMPLEADOS ES EL CLIENTE»

P:¿Cómo se traslada esta satisfacción de los empleados a la experiencia generada para el cliente?

R:La cultura interna es clave. Somos fieles defensores del mantra “Rebels first, happy clients”. El primer beneficiado de la satisfacción de los empleados es el cliente: se traduce en mayor motivación e involucración en los proyectos, mayor calidad de los entregables y mejor disposición en el trato con el cliente.

Imágenes del artículo: Tim Mossholder, Unsplash