Ante las estimaciones que apuntan a la destrucción del empleos manuales, las claves del reciclaje profesional pasan por invertir en tecnología y fomentar habilidades humanas que impliquen creatividad y criterio,según los expertos.

Un 84% de trabajadores españoles cree que lo digital tendrá un impacto positivo en sus empresas. Pero los millennial son los que lo tienen más claro, ya más del 93% esperan que parte de su trabajo se automatice en 2021. Son datos recogidos por la escuela de negocios ESIC, que apunta a que «en los próximos años se destruirán la mayoría de los trabajos manuales susceptibles de ser sustituidos por una máquina, así como las posiciones intermedias que no den un suficiente valor añadido».

Tal como explica Lydia Mora, responsable del departamento de Carreras Profesionales de la Unidad de Desarrollo Profesional de ESIC, “profesiones que hace tan sólo unos años eran estables, hoy son víctimas de un desempleo estructural que va mucho más allá de las consecuencias de la crisis económica. Operadores de información telefónica, trabajadores de correos, operarios de fábrica, etc. Los nuevos puestos de trabajo serán los que mejor se adapten a las nuevas tecnologías, pero esto no es algo nuevo, es la evolución de las profesiones que hacen que se generen nuevos puestos trabajos más rentables”.

La especialización va a jugar un importante papel en el mercado laboral del futuro y en concreto, «las áreas de desarrollo tecnológico, ventas, marketing digital, logística y finanzas van a convertirse en yacimientos de empleo a medio plazo”, opina la responsable del departamento de Carreras Profesionales de la Unidad de Desarrollo Profesional de ESIC. Y añade, “el reciclaje formativo continuo hoy en día es fundamental para ser más competitivo porque hace que tu valor en el mercado sea mayor”.

Lo que demandan las empresas

Lydia Mora, asegura que “las empresas actualmente están demandando personas que tengan capacidad de adaptación; que estén dispuestas a seguir aprendiendo durante toda su trayectoria profesional; que tengan pensamiento crítico y sean capaces de discernir entre lo relevante y superfluo; con conocimientos técnicos; que tengan una formación sólida combinada con un fuerte compromiso ético, habilidades comunicativas, iniciativa y motivación; con creatividad y una actitud y mente orientada a resultados”.

Según los datos recogidos por ESIC, más del 74% piensan que tecnologías como los robots, analytics y la inteligencia artificial les ayudarán a ser más eficientes, mientras que un 66% piensa que mejorará la calidad de su trabajo. Mientras tanto, un 80% espera más oportunidades que retos en la manera en la que la automatización impactará en su trabajo en los próximos cinco años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here