InicioTendenciasCustomer ExperienceMarketing sensorial: los detalles que impulsan la total experience

Marketing sensorial: los detalles que impulsan la total experience

Hoy en día las experiencias se han convertido en un factor vital en las decisiones de compra de los clientes. Por ello, tipos de marketing como el sensorial han adquirido gran relevancia a la hora de estimular y provocar distintas emociones en el consumidor con el objetivo de persuadirlo e impulsar la total experience.

Qué es el marketing sensorial

El marketing sensorial es la rama del marketing que se enfoca en la búsqueda de reacciones en los consumidores al provocar estímulos en sus sentidos. Se encarga de estrechar los lazos con el consumidor mediante un aspecto tan potente como los sentidos para ofrecer una experiencia 360º en todo el proceso de compra. Está muy relacionado con el marketing experiencial.

¿Cuántas veces has realizado una compra y ha influido la ambientación de la tienda, lo cómodo que te has sentido o el hecho de haber probado los productos? Igual ni ha sido consciente de ello, pero estos son factores que influyen en nuestra decisión. ¿Hasta que punto son estos aspectos importantes? Pues bien, diferentes estudios especializados prueban que entre el 85% y el 95% de las decisiones de compra ocurren en el subconsciente.

Respecto a los beneficios del marketing sensorial a la hora de vender nuestro producto, están los siguientes:

  • Diferenciación frente a nuestros competidores
  • Aumento del tiempo de permanencia del cliente en la tienda
  • Consolidación de la identidad corporativa: crear una personalidad propia que nos defina y diferencie de nuestros competidores
  • Es una forma de crear lazos estrechos con los clientes: fidelización y retención de clientes.
  • Humaniza la marca.

Tipos de marketing sensorial

Hay tantos tipos de marketing sensorial como sentidos tenemos. Por ello, vamos a conocer las características más importantes de cada uno:

Marketing visual

Más del 80% de la información que recibimos cada día nos llega a través de los ojos. Teniendo esto en cuenta, se puede jugar con los colores, la organización de los productos de la tienda y con su estética. Se trata de asociar aquello que se quiere vender a un color o una estética determinada, logrando impactar al consumidor. El diseño visual y el uso de la luz también es vital.

Marketing gustativo

Se lleva a cabo a través del gusto y suele complementarse con el resto de sentidos para incrementar el deseo del cliente potencial mediante la estética y el aroma. Esto se lleva a cabo con pruebas y degustaciones, así como con promociones para ir a un determinado sitio y probar el producto. Un ejemplo de esto es la marca Ben & Jerry’s, que una vez al año llevan a cabo el día del helado gratis y reparten sus helados de forma gratuita en un lugar concreto, como hicieron hace años en la Universidad Carlos III de Madrid.

Marketing olfativo

La estimulación del olfato puede cambiar por completo la experiencia de un cliente, que se sentirá empujado a realizar compras muy impulsivas. La liberación deliberada de olores nos permitirá asociarlos con la marca fácilmente. En este caso hay que tener en cuenta la memoria olfativa, ya que diversos estudios prueban que las partes oftálmicas del cerebro se conectan más fuertemente con las partes de la memoria que otros sentidos, por lo que el impacto de estímulo de este tipo es enorme. Por ejemplo, en el parque de atracciones Disney hay un olor determinado en cada zona.

Marketing auditivo

La música es un arma potente con la que provocar sentimientos diversos que nos transporten a diferentes lugares, recuerdos o estados de ánimo. Cada tienda elige qué tipo de música es mejor a la hora de vender sus productos, ya que en algunos casos es mejor poner melodías tranquilas y que transmitan paz, mientras que en otras ocasiones la música más acelerada es mejor opción. Todo depende del tipo de producto que se venda y el tiempo de permanencia que queremos que tengan los clientes en tienda.

Marketing táctil

Es el tipo de marketing sensorial menos utilizado por cuestiones de higiene, embalaje o medidas de la propia empresa para evitar daños en los productos o robos. Sin embargo, se utiliza en muchas marcas de cuidado personal que nos permiten probar sus productos. Otro claro ejemplo de marketing táctil son las tiendas de Apple, en el que nos permiten tocar y manejar sus dispositivos.

Conclusión 

La clave es lograr una mezcla de estos tipos de marketing sensorial de forma coherente, lineal y sin que saturen a los clientes. Todos tienen que ir en la misma línea y alcanzar una armonía. Para ello, hay que cuidar la estética, presentar los productos con fotografías impactantes y llevar a cabo buenas prácticas como el envío de muestras gratuitas. Además, este tipo de disuasión de clientes está muy relacionado con el neuromarketing, descubre qué es y cómo lo usan las empresas.

artículos relacionados

Colocar al usuario en el centro: los factores decisivos...

El 60% de clientes son exigentes en lo referido al servicio de atención al cliente, por lo que las empresas deben asegurar el éxito en cada punto de contacto del customer journey.

Las 7 claves para administrar eficazmente el servicio al...

La temporada navideña supone una época en la que exigencia es máxima en servicios de atención al cliente.

Las diferencias entre un contact center y un call...

Conocer lo que es una BPO, así como las diferencias entre un contact center y un call center es vital para saber qué conviene más a tu empresa.

Directorio de empresas