metaverso Internet

Con el objetivo de dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías a las personas para mejorar su calidad de vida y promover la accesibilidad a la red, cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, una herramienta que utilizan 4.950 millones de usuarios, alrededor del 62,5% de la población mundial. Durante este día se celebran debates sobre cómo será el futuro de Internet y cómo afectará a la sociedad, por lo que temas tan relevantes y actuales como el metaverso han adquirido gran relevancia. Por ello, desde IEBS Digital School explican las claves sobre cómo una de las nuevas tecnologías más populares de la actualidad cambiará la forma de estar en Internet.

Trabajo colaborativo

Google Docs y Google Sheets ofrecieron la capacidad de hacer que varias personas colaborasen en el mismo documento simultáneamente, mientras que Zoom y Skype brindaron la tecnología de chat de video y pantalla compartida para mostrar en qué se estaba trabajando desde cualquier sitio. En este sentido, las experiencias en el metaverso permitirán que varias personas participen en un mismo proyecto a la vez, pero también estar digitalmente al lado de los compañeros de trabajo. Conectará las dos experiencias, lo que permitirá una colaboración más intensa y la sensación de estar en el mismo sitio.

Compras gamificadas

Internet produjo el nacimiento de las ecommerce, interminables centros comerciales donde comprar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Las redes sociales presentan nuevas funciones constantemente, incluso poder buscar en Internet fotos de una prenda en concreto para ver cómo queda en una persona. El metaverso recogerá lo mejor de las compras de comercio electrónico, la capacidad de descubrimiento, fotos y reseñas y las pondrá todas en un solo lugar. En el momento en que alguien vea algo que le guste, el metaverso encontrará las imágenes de otras personas que lo han usado y le permitirá tener una idea de cómo quedaría. En este sentido está presenta la fidelización inmersiva, la nueva forma en la que las marcas conectarán con los clientes. 

La transformación del elearning

En los últimos años la industria del elearning se ha disparado exponencialmente. Por lo general, suele realizarse a través de videollamadas, vídeos, diapositivas interactivas o prácticas gamificadas. Sin embargo, en un futuro próximo las aulas del metaverso podrán proporcionar casi lo mismo que una clase tradicional. Los estudiantes podrán usar teclados virtuales para escribir notas, podrán levantar la mano y hacer preguntas e incluso los profesores podrán pedirle a un alumno que se ponga frente a la pizarra para resolver un ejercicio, además de interactuar entre ellos.

Aprendizaje inmersivo

La forma de aprender también cambiará. Por ejemplo, una persona podrá leer información sobre los planetas mientras orbita alrededor de ellos, estudiar representaciones de dinosaurios a tamaño real, caminar por las calles de la antigua Roma o hacer cualquier otra cosa inimaginable en la actualidad. En vez de desarrollar páginas web informativas para que sean vistas o leídas, se desarrollarán mundos inmersivos para que todos puedan entrar.

Eventos ilimitados

Justin Bieber o Ariana Grande son solo algunos de los artistas que ya han realizado conciertos con récord de asistentes en el metaverso. Se puede hacer que el avatar de un artista se vea más grande que en la vida real. Además, durante un concierto en el metaverso, pueden suceder cosas impensables. La tecnología de gráficos avanzada y los auriculares de realidad virtual harán que las personas se sientan como si estuvieran realmente en un concierto, por lo que el metaverso influirá también en cómo funciona el ocio en Internet. 

Oscar Fuente, director y fundador de IEBS, explica respecto a cómo el metaverso cambiará Internet que «las nuevas tecnologías como el metaverso ofrecen un sinfín de oportunidades tanto de negocio como profesionales. Se trata de una profesión en pleno desarrollo y cada vez más demandada por las grandes empresas. Por eso, formarse en tecnologías como el blockchain o el metaverso abrirá a sus expertos un amplio abanico de posibilidades”.

Imágenes del artículo: Barbara Zandoval, Unsplash