El Ministerio de Consumo ha notificado que prepara la prohibición del uso de números de tarificación adicional, como los teléfonos 902 de atención al cliente. Para ello el ministro de Consumo Alberto Garzón propondrá una modificación de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Desde el ministerio señalan que esta pretende ser «una medida de justicia social, que pondrá fin a un abuso generalizado y agravado en el contexto del COVID por las restricciones de aforo, movilidad y presencialidad». Indican además que «los servicios de atención al cliente no pueden ser un coste para el bolsillo de consumidores y un negocio para unas pocas empresas».

las llamadas a los servicios de atención al cliente costarían lo mismo que llamar a un número geográfico de tarifa básica

Por su parte, la asociación FACUA ha mostrado su satisfacción ante el anuncio del Ministerio, porque se alinea con la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que en marzo de 2017 dictaminó que las líneas de tarificación especial para la atención al cliente vulneran la normativa europea de protección a los consumidores.
Una vez hecho el cambio en la ley, las llamadas a los servicios de atención al cliente costarían lo mismo que llamar a un número geográfico de tarifa básica tanto de telefonía fija como móvil. Aunque actualmente la ley, tal y como está redactada, protege al consumidor, la interpretación sobre lo que implica una tarifa básica es lo que ha causado la sensación de desprotección denunciada por las asociaciones de consumidores.
El Ministerio de Consumo prevé hacer efectiva la modificación de la ley en el primer semestre de 2021, de acuerdo con la información ofrecida por sus portavoces.

Imágenes del artículo: Photo by Nick Fewings on Unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here