Oficina digital

Una oficina digital es aquella en la que la tecnología está al servicio de una mayor productividad y eficiencia. Pero este concepto no significa solo renunciar a métodos analógicos y asumir herramientas digitales, implica llevar a cabo una transformación interna completa que comienza con la cultura de la empresa.

La transformación digital de las empresas ha supuesto un cambio importante en la forma que tienen de afrontar las tareas más rutinarias. Los empleados ahora pueden optar por trabajos más creativos y orientados al negocio, dejando las tareas más repetitivas en manos de software especialmente diseñado para automatizar procesos de trabajo. Todas estas novedades no solo afectan a los empleados, sino que también a la experiencia de cliente, como veremos más adelante.

¿Qué aspectos define a la oficina digital?

  • La tecnología se utiliza en todos los ámbitos.
  • Intercambio constante de conocimientos.
  • Mayor autonomía de los empleados.
  • Integración vida-trabajo  para todos.
  • Entornos que inspiran la colaboración.
  • Cultura digital.

El ejemplo de Minsait 

Minsait es una empresa de Indra que está apostando por la oficina digital como modelo de negocio con el objetivo de dar un pasó adelante en el sector de las aseguradoras, tal y como explican en un informe propio. La empresa, de transformación digital y tecnologías de la información lleva años participando en proyectos de consultoría y digitalización en el sector. 

Por ello, su estrategia actual es apostar por un modelo híbrido, entre lo físico y lo digital, para ofrecer el mejor servicio al cliente y lograr los máximos beneficios posibles. Siguiendo este caso, la transformación digital de los negocios B2B es otra tendencia que ha seguido la misma dirección.

Minsait apuesta por las oficinas digitales para ofrecer nuevos servicios de seguros a sus clientes. «Las agencias de seguros digitales, a través del uso de las tecnologías más innovadoras, podrán ofrecer nuevas experiencias de servicio y consultoría y lograr una relación más cercana y duradera con sus clientes», se afirma en el informe de la empresa.

Gracias a la tecnología se podrán usar herramientas de análisis en tiempo real con el fin de de hacer un seguimiento de la experiencia completa en la oficina virtual. Con ello, es posible conocer mejor el perfil de los clientes para ofrecerles un servicio «más óptimo y personalizado». Por lo tanto, este escenario abre puertas a un posible futuro en diferentes sectores, incluido el contact center. 

Otro de los beneficios es la posibilidad de adoptar diferentes formatos en el mismo espacio, con lo que se puede personalizar este según las características o capacidades reales de la aseguradora. Por ello, Minsait anticipa que los espacios aseguradores evolucionarán en los próximos años hacia tres modelos de servicio personalizados: Tech, Store y Social.

El modelo Tech se enfocará en la parte tecnológica, lo cual ofrecerá a los gerentes especializados la oportunidad de trabajar en ambientes abiertos, con la capacidad de usar el soporte en línea de especialistas siempre que lo necesiten.

El modelo Store se posiciona como un espacio multidisciplinar donde será posible adquirir productos y servicios en el ecosistema asegurador, en el que habrá un área de promoción digital y nuevos mecanismos que permitan un conocimiento virtual detallado de los productos y servicios.

En el caso del modelo Social, se plantea un concepto innovador de coworking diseñado para cubrir las necesidades de profesionales y clientes que quieran trabajar en un entorno diferente, aumentar su red de contactos y tener a mano las últimas tecnologías, acceder a iniciativas formativas o participar en todo tipo de eventos.

Por último, tal y como indica Europa Press, Minsait sigue la tendencia de crear nanosucursales, establecimientos diseñados para ubicarse temporalmente en regiones donde su presencia no puede ser permanente.

Imágenes del artículo: Austin Distel, Unsplash