clientes

Los consumidores de hoy exigen transparencia y honestidad de las marcas que compran. Esperan que se escuchen sus voces, lo que significa que atraer y retener clientes se trata de escuchar a su audiencia. Es importante tener en cuenta los intereses de sus consumidores y, lo que es más importante, implementar sus comentarios en sus productos o modelo de negocio.

1. Comunicar regularmente
Escuchar a los clientes es la clave para atenderlos de la mejor manera posible. Toda empresa sabe que las preferencias de los clientes son extremadamente dinámicas. En primavera quieren una cosa, pero en verano ya quieren otra. Encuentre una manera de comunicarse con ellos a menudo de una manera que tenga sentido para su negocio.
2. Responder rápido 
Siempre que haya un problema con un cliente, la clave para resolverlo es demostrar que usted es proactivo para resolverlo. Una respuesta rápida que le permita al cliente saber que recibió su mensaje y que está trabajando de inmediato para resolver su problema es un primer paso crítico. Cuanto más se demore en la respuesta inicial, más se enojará el cliente. Luego, terminas pasando más tiempo en el modo de control de daños reparando la relación. No espere hasta saber cuál será la resolución o hasta que tenga una respuesta a todas sus inquietudes. Siempre responda rápido con una nota simple que reconozca el problema y establezca un momento en el que puedan esperar una actualización de usted.
3. Preguntar durante las conversaciones de ventas 
A los clientes nunca les faltan ideas. Sus comentarios, sugerencias y críticas llevarán a su empresa en la dirección correcta cada vez, pero solo si usted se pone al teléfono y se convierte en parte de la conversación de ventas. El proceso de ventas es la oportunidad de conocer lo que los clientes quieren mientras habla de su producto o servicio. Cuando participa en el diálogo, escucha todos los matices importantes de lo que buscan los clientes y tiene la oportunidad de profundizar. Si deja este proceso solo a su equipo de ventas, perderá información clave. Los representantes de ventas siempre se centran en el cierre y pueden perder los datos importantes que los clientes proporcionan en el camino.
4. Configurar puntos de contacto y encuestas 

A medida que su empresa crezca, es posible que pierda el contacto sobre cómo van las cosas en el terreno. Utilice puntos de contacto semanales internamente para conocer las posibles frustraciones de nuestros clientes. Al final de un proyecto, utilice encuestas simples para determinar el nivel de satisfacción del cliente. No es aconsejable esperar hasta el final de un proyecto para enviar una encuesta como su único pulso sobre lo que quiere su cliente. Tener puntos de contacto semanales con sus clientes o su personal en un proyecto específico es una buena manera de estar al tanto en tiempo real para que pueda hacer correcciones en el curso. Escuchar verdaderamente sus necesidades y quejas en estas llamadas semanales ayudará a mantenerlos contentos y a retenerlos.

5. Crear experiencias consistentes 

Mantener una base de clientes leales tiene mucho que ver con crear experiencias de clientes consistentes. Los clientes deben poder combinar su mejor experiencia con su empresa en todas las plataformas, productos y ubicaciones. Si no puede ser coherente en su entrega, ¿por qué deberían ser coherentes con su negocio? Tome todos los datos que recopila de sus informes de servicio al cliente y encuentre los hilos que unen experiencias positivas. Replique estas cosas en todas sus plataformas, canales y ubicaciones. Apunte a experiencias consistentes que coincidan con los mejores comentarios que tenga. Si los clientes comentan entregas rápidas o respuestas rápidas a preguntas de servicio al cliente, haga de estas cosas una prioridad. Concéntrese en lo que dicen sus clientes que está funcionando.

Preguntar y escuchar es gratis (Parte II)

Imágenes del artículo: marten-newhall-unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here