InicioTendenciasCustomer ExperienceLa omnicanalidad se consolida frente al estancamiento online

La omnicanalidad se consolida frente al estancamiento online

Las restricciones establecidas a causa de la pandemia forman más parte del pasado que del presente y con ello ha aumentado la necesidad de controlar el gasto debido al incremento generalizado de costes. Este hecho ha provocado que la omnicanalidad se consolide como un factor clave en el gran consumo a la par que el canal online se ha estancado.

El estudio «VI Observatorio del Comercio Electrónico de Alimentación», elaborado por la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) en colaboración de la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Complutense de Madrid, dictamina que los consumidores mixtos (los que realizan compras de manera presencial y online) han registrado un aumento del 2,6%, al igual que los compradores presenciales u offline. Sin embargo, los compradores online solo han crecido un 0,16%.

“El crecimiento se va a seguir dando en el consumidor mixto porque esa conveniencia sigue siendo muy importante para todos”, asegura María Puelles, profesora de Comercialización e Investigación de Mercados de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid. De hecho, ha manifestado que “no hay motivos para pensar que habrá más crecimiento de online puros”.

En este contexto, la omnicanalidad se ha consolidado como una opción primordial para los consumidores, con un incremento de frecuencia de compras físicas frente a los online, con un gasto medio que ha aumentado 200 euros respecto al año pasado. Un indicador de esta situación, según el estudio de Asedas, es que los servicios de click & Collect (compra online y recogida en tienda) de los actores de distribución alimentaria se han disparado aproximadamente el 300%.

“Esto ocurre porque los consumidores online destinan parte de su gasto a restaurantes y a otros ocios”, explica el profesor asociado de la Universidad Autónoma de Madrid, Gonzalo Moreno. Otra característica de estos consumidores es que son “mucho más disciplinados” en sus horarios de compra, a diferencia de los offline, que “son más erráticos a la hora de hacer la compra”. Por tanto, “la compra online”, continúa, “es una compra mucho más rutinaria que la del supermercado”, especialmente por el uso de las listas de productos. “Se ha hablado mucho de la expansión del comercio online, pero en ningún caso se puede ver como algo sustitutivo a otros tipos de comercio”, afirma la directora general de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, Marta Nieto.

Según explica el informe, la opción de elegir franjas de entrega de su compra ha pasado a ser imprescindible para los consumidores mixtos y online. Además, dan mucha importancia a la claridad y al plazo de entrega cuando tienen que escoger el canal online. Debido a esto, se demanda una mejora en la puntualidad y flexibilidad en los horarios de entrega. Según la profesora María Puelles de la Universidad Complutense de Madrid, “el reto de mejora de la compra online ahora es mejorar la logística de entrega”.

Por otro lado, como ya explicamos en las tendencias de consumo de 2022, la búsqueda de un consumo ético es ya parte de un estilo de vida que está cada vez más extendido socialmente, por lo que causar el menor daño posible al entorno a través de pequeños gestos se ha convertido en el objetivo de muchos consumidores a nivel internacional. Según el estudio, a nivel medioambiental, el 43% de los consumidores cree que la compra online afecta al tráfico por las furgonetas de reparto.

Si bien 57,25% de los consumidores ha declarado haber comprado online alguna vez y el 39% lo ha adoptado dentro de sus rutinas, los productos de alimentación han tenido un fuerte incremento respecto al resto desde el año pasado: 2,6% en la compra del consumo masivo y un 17,6% en la comida preparada. Además, la mayor tasa de compra online se da en supermercados, aunque el quick commerce ha alcanzado el 19% de tasa de prueba. 

Como conclusión, respecto a los consumidores, los cambios en los hábitos de compra no se deben a un cambio generacional, sino a un estilo de vida diferente respecto a generaciones anteriores y a que los comercios físicos han aprendido a utilizar los canales tecnológicos, lo que ha consolidado la omnicanalidad como factor fundamental en el comercio actual, más allá de las compras online. Si quieres saber más sobre este escenario, te recomendamos el siguiente artículo: el nuevo cliente y el cambio en sus hábitos de consumo.

artículos relacionados

EasyVista, un equipo comprometido y motivado para hacer las...

EasyVista ha lanzado una potente campaña digital en redes sociales y buscadores para mostrar quién compone a su equipo, caracterizado por el compromiso y la motivación.

Uno de cada tres clientes prefiere comunicarse con el...

La omnicanalidad es uno de los aspectos que más valoran los clientes cuando quieren hablar con el servicio de atención al cliente.

El «bizum» europeo para realizar pagos inmediatos está cada...

La Comisión Europea estima que se podrían llegar a desbloquear 200.000 millones de euros cada día gracias a esta novedad.

Directorio de empresas