Orange app atención del cliente

Orange moderniza su app Mi Orange tanto en el móvil como en el ordenador con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente. La compañía sigue apostando por el incremento de la digitalización de sus servicios. La meta es ofrecer una app con un diseño más intuitivo que permita un acceso natural a las funcionalidades y contenidos que el cliente necesita.

Por ello, la renovación de Mi Orange se caracteriza por ofrecer una navegabilidad más fluida con menos niveles. Esto permite que el usuario acceda a los contenidos más importantes con el menor esfuerzo posible.

Con esta mejora, la compañía pretende reforzar su relación digital con el cliente, favoreciendo un mayor uso de la herramienta y, por lo tanto, la calidad de gestión de los distintos servicios que ofrece.

Cambios que miran al futuro

Mi Orange permite la autogestión por parte del cliente, tanto residencial como autónomo. Esta capacidad de control del usuario hace que Orange sea la operadora que más funcionalidades de autogestión ofrece a sus clientes. Por otro lado, también se garantiza una comunicación más personalizada y especializada a través de las diferentes modalidades del asistente virtual, accesible desde la sección de Ayuda de la app.

Orange quiere ofrecer a sus clientes una garantía de solución gracias a estas herramientas, asegurando la atención y respuesta a todas las necesidades que puedan surgir a los usuarios durante su interacción con la marca. Las más habituales suelen ser las siguientes: hacer el seguimiento de un pedido, gestionar los productos contratados, activar/desactivar servicios, adquirir nuevos productos, comunicar y hacer seguimiento de incidencias, consultar consumos y facturas y abrir reclamaciones.

Que Orange renueve su app para mejorar la experiencia del cliente supone la implementación de una navegabilidad más fluida con menos niveles. Para ello, esta modernización hace que Mi Orange cuente con el mismo interfaz tanto en la app como en la web, con el objetivo de que la experiencia del cliente sea la misma desde el móvil y el ordenador. Esto, sumado a la tecnología de última generación, hace que mejoren los tiempos de respuesta y se ofrezca una experiencia de uso más satisfactoria. 

Por último, la actualización de la app permitirá aumentar el número de transacciones registradas y hará que más clientes decidan a usarla debido a su mayor atractivo, teniendo en cuenta que 1 de cada 2 utilizan canales digitales y digitales asistidos para relacionarse con la compañía.

Imágenes del artículo: Björn Antonissen, Unsplash