realidad virtual

La tecnología tiene la misión pendiente de ofrecer al sistema educativo mejorías adaptadas a los nuevos tiempos. Por este motivo Chiara, la aplicación de realidad virtual desarrollado por Team Training Consulting SL, se ha introducido en el mundo de la educación.

El viaje de Chiara será desde las empresas del Ibex35 hacia las aulas del próximo curso escolar. Esta tecnología se aplicará en sesiones prácticas con alumnos de la ESO utilizando una versión adaptada a sus competencias con la intención de mejorar su capacidad para hablar en público.

Según Soraya del Portillo, CEO de Chiara, «la comunicación en público ha sido el caballo de batalla a la hora de transmitir, influir o convencer. Con soluciones como Chiara, estamos logrando que los profesionales que practican con nuestra App logren una mejora en este sentido». Además, continua explicando del Portillo, «la falta de seguridad y capacidad de hablar en público, es una consecuencia del enfoque de nuestra educación», destaca que, por ello, es muy importante que los los centros educativos se den cuenta de la importancia de trabajar y educar a los niños en este aspecto.

Los alumnos del futuro

El método promete ser muy llamativo para los alumnos. Con la ayuda de la realidad virtual se conseguirá una experiencia de inmersión para hacer sentir al alumno realmente expuesto en un debate público, presentando un proyecto o interviniendo en un salón de actos con centenares de personas escuchándole y observándole. El equipo de Chiara adaptará, colaborando con los centros educativos, los escenarios de realidad virtual al entorno que más se adapte a las necesidades de los alumnos.

En relación a la experiencia del cliente del Portillo asegura que «la colaboración de los chicos y chicas será fundamental para testar con los niños de los colegios seleccionados el diseño y definición de los aspectos de Chiara JR».

La revolución de los últimos años en cuanto al comportamiento del cliente, en este caso los propios niños, hace que los productos se adelanten de esta manera o los cambios que los propios clientes exigirían más adelante. La adaptación de esta tecnología al sistema educativo implica de manera obligada un rediseño y adecuación a la realidad de los propios alumnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here