redes sociales fidelidad

La publicidad en vídeo se utiliza cada vez más como formato publicitario de excelencia para crear una nueva campaña con un objetivo de compromiso con la marca. La producción de vídeos publicitarios es realmente indispensable para las empresas que quieren crear conciencia de marca con su público objetivo. Por ello, este formato audiovisual ha sido asimilado totalmente por las redes sociales debido a sus posibilidades y potencias, convirtiéndose estas en claves a la hora de generar compromiso y fidelidad a una marca.

La comunicación a través del vídeo permite a una marca darse a conocer y comunicar de forma directa e incisiva. Gracias a su poder evocador, un buen vídeo puede sugerir todo un universo emocional en pocos segundos, implicando aún más al espectador. Por ejemplo, el vídeo de marcas patrocinadas de Amazon: los anunciantes que utilizan el formato de anuncio de vídeo de marcas patrocinadas registran un aumento del 108,1% en el porcentaje de clics (CTR) en comparación con los que sólo utilizan el formato de anuncio de colección de productos de marcas patrocinadas.

Pero la importancia actual del vídeo en la publicidad depende en gran medida de la posibilidad de ser compartido en línea en redes sociales como YouTube y Tiktok, lo cual lleva a una mayor fidelidad del cliente:

Youtube:

YouTube tiene 2.500 millones de usuarios en todo el mundo (DataReportal, 2022), de los cuales 1.700 millones son activos (Hootsuite, 2022).  8 de cada 10 (78,8%) profesionales del marketing consideran que YouTube es la plataforma más eficaz para el video marketing (GO Globe, 2019).

Las estadísticas de YouTube muestran que el 62% de las empresas utilizan YouTube como canal para publicar contenido de vídeo (Buffer, 2019), lo que convierte a la plataforma en el segundo canal más popular para compartir vídeos, justo después de Facebook. Por lo tanto, antes de decidir qué campaña realizar en YouTube, es útil comparar estos diferentes formatos de anuncios, para averiguar cuál puede ser más adecuado para nuestra estrategia: en primer lugar, están los anuncios de display que se colocan directamente encima de los vídeos sugeridos y no interfieren con el disfrute del vídeo por parte del usuario.

También puede crear anuncios overlay, un banner semitransparente que aparece en el 20% inferior de un vídeo: puede ser una imagen en la que se puede hacer clic o un cuadro de texto, y sólo es visible para los usuarios de escritorio. Por último, los anuncios bumper tienen una duración máxima de 6 segundos y deben ser vistos en su totalidad antes de poder ver el vídeo.

Tiktok

En 2021, TikTok estableció un nuevo récord personal al alcanzar los mil millones de usuarios registrados (TikTok, 2021) en la plataforma, lo que corresponde a cerca del 14% de la población mundial. Una cifra pequeña si se compara con los 2.900 millones de usuarios activos de Facebook, una audiencia enorme si se tiene en cuenta que la social se lanzó apenas en 2018.

¿Qué contenidos funcionan mejor como anuncios? Según un análisis reciente, romper la cuarta pared es algo que tienen en común el 33% de los anuncios con mayor índice de visualización (para ser más precisos, hablamos de view-through rate) en TikTok (TikTok, 2021). La creación de anuncios en esta plataforma nos permite compartir productos con la comunidad europea de 100 millones de personas en poco tiempo.  La segmentación inteligente y la supervisión del rendimiento con un panel de datos en tiempo real nos permite controlar y analizar todos los KPI clave de la plataforma; también nos permite introducir un presupuesto flexible que puede modificarse en cualquier momento.

Además, es importante saber que la aplicación busca introducir un aspecto de comercio electrónico y modelo de monetización. El crecimiento de Tik Tok es brutal: tuvo un aumento del 61% en las menciones año tras año durante la primera mitad de 2021, convertidas en nuevos usuarios. Este hecho la convierte en la primera aplicación fuera de Facebook en alcanzar los 3 mil millones de descargas globales.

Como conclusión, el 49% de los usuarios de Internet dicen que es probable que compren marcas de las que ven publicidad cuando navegan, creando una gran oportunidad para que los anunciantes crezcan a través de esta táctica. Sin embargo, el éxito aquí depende de la capacidad para ofrecer experiencias publicitarias personalizadas que respondan a las necesidades o ideas que los consumidores ya tienen en mente.

Gracias a las redes sociales, las marcas pueden llegar a audiencias más grandes que antes, lo que aumenta el conocimiento de la marca sobre los usuarios y la fidelidad de estos con la compañía. Por ello, las redes sociales se han convertido en una forma de conectar con los clientes de forma más personal y directa.

Imágenes del artículo: Grant S, Unsplash