confianza clientes

La alta retención de clientes proviene de la satisfacción de los servicios prestados y puede traducirse en negocios continuos e incluso en proyectos adicionales. La retención de clientes es algo en lo que hay que trabajar todos los días. No es suficiente que los clientes se queden con nosotros y pensemos que les gusta nuestra personalidad y nuestra misión.

Al tener en cuenta un plan de retención de clientes, es importante recordar que este no es un enfoque único para todos. Lo que funciona para unos puede no funcionar para otros. Es fundamental adecuar las estrategias a cada circunstancia empresarial.

1. Clientes a bordo
Cada vez que se incorpora un nuevo cliente, no es suficiente comenzar a trabajar de inmediato. Mantenga reuniones introductorias con el equipo y recopile tanta información como sea posible. Es importante que los clientes se sientan escuchados y entendidos, por lo que mientras más comunicación tenga con ellos al principio, mejor. Aquí, generalmente establecemos un modo personalizado de cómo cada cliente quiere comunicarse. ¿Les gustan los textos? ¿Quieren un correo electrónico seguido de una llamada telefónica? Aprendemos a trabajar con ellos para que continúen trabajando con nosotros.
2. Mantenga a los clientes en el circuito
Hay que saber comunicarse de manera efectiva con nuestros clientes para que los puntos de acción nunca se pierdan. Esto puede parecer obvio para la mayoría, pero al principio, se puede tenr un enfoque muy diferente sobre cómo nos comunicamos con los clientes.
Todos los clientes que lo deseen deberían poder recibir actualizaciones de estado semanales y conocer incluso, el software de gestión de proyectos que utiliza la empresa, por ejemplo. La transparencia total, genera confianza y ayuda a mantener a nuestros clientes informados.
3. Priorizar estrategias
Los clientes reciben estrategias que describen sus objetivos y los dividen en indicadores de rendimiento clave medibles. De esta manera, sus clientes se sienten escuchados. Las estrategias también les muestran exactamente cómo planea cumplir sus objetivos. No hay un juego de adivinanzas detrás de lo que estamos trabajando. Además, no hay espacio para que el cliente sea escéptico con respecto al trabajo que se está realizando porque ya se le ha presentado. Cada trimestre, hay que trabajar con los clientes para descubrir nuevas metas y actualizar las estrategias basadas en esas conversaciones.
4. Limitar el espacio del error
Debido a que enviamos contenido a nuestros clientes, es extremadamente importante para nosotros que limitemos errores comunes. Adoptamos un enfoque triple para el contenido que sale: presentaciones, estrategias, notas de reuniones… Este enfoque triple consiste en enviar contenido a tres personas diferentes en el equipo para tener nuevos ojos y verificar si hay problemas ortográficos o gramaticales y detectar cualquier discrepancia antes de que salgan. No se pierde nada. Detectar errores antes de que salgan hace que los clientes confíen más y crean en su profesionalidad.
5. Dar lo necesario, no solo lo que quieren
Los clientes generalmente vienen con ideas y objetivos propios. Hay que alentarlos a explorar otras vías. No se trata solo de dar a los clientes lo que quieren; se trata de ser lo suficientemente transparente como para darles lo que necesitan. Si su objetivo es tener más clientes potenciales a través de un nuevo sitio web, aliéntelos a pensar de manera más amplia, en función de cuál es el mayor ROI.
6. Construir una estructura interna que funcione
Cuando se trata de mantener las relaciones con los clientes, hay que observar detenidamente al equipo interno. Si el equipo no está trabajando armoniosamente entre sí, entonces se vuelve difícil alcanzar algún tipo de éxito. Adoptar un enfoque para medir la carga de trabajo de cada empleado y cambiar las cargas donde sea necesario. El propósito de esto es decirle al equipo en qué está trabajando cada individuo, qué plazos deben cumplir y de quién necesitan ayuda.
Comenzar a desarrollar verdaderas alianzas con los clientes, haciendo que les sea más fácil confiar en su equipo y en el trabajo que realiza. El éxito de sus clientes es su éxito: «Dales amor y ellos te lo devolverán».

Imágenes del artículo: jonathan-borba-unsplash

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here