La Inteligencia Artificial  fue el centro del debate organizado por ISDI entre expertos de las principales compañías tecnológicas sobre su uso y limitaciones.

La Inteligencia Artificial sirve cada día más para predecir patrones de comportamiento futuro a partir de los datos que procesa. Una cualidad que antes era inherente al ser humano y se ha convertido en foco de interés de las empresas más innovadoras.

«Estamos en los albores de una tecnología que va a cambiar completamente nuestra forma de hacer negocio, de consumir y de trabajar. La aceptación está siendo muy rápida en el mundo de los negocios porque ayuda a mejorar la gestión y los resultados y en el del consumo porque se trata de sistemas cuya finalidad es ayudar a las personas en su día a día”, afirma Rodrigo Miranda director general de ISDI y moderador de la jornada “SpAIn, la realidad de Inteligencia Artificial en España contada por sus protagonistas”.

La falta o el exceso de legislación es un gran reto para las tecnológicas, según declararon los expertos convocados al debate: Borja Ronda Benito, Account Executive Einstein Analytics en Salesforce; Olga Blanco Poves, Executive Partner en IBM; David Hurtado Torán, Technology Strategist de Microsoft; y Juan Prim, CEO de la startup nixi1.

La necesidad de regulación homogénea internacional es un punto crítico en cuanto a datos para impulsar esta tecnología en la economía global. Hasta el momento, países como Rusia o China se benefician de una regulación más laxa, frente a las restricciones que impone Europa, según declaran los expertos.

Aplicación al negocio

Todos coinciden en que la capacidad de predicción es probablemente la aplicación a negocio más interesante a la hora de que las empresas se interesen por la Inteligencia Artificial. Aún así, insisten en la necesidad de pararse a analizar su uso, antes de recurrir a ella porque sí, sobre todo por parte de los CEOS. Hay veces en que no es necesario un algoritmo o un patrón de IA. Con Big Data o analítica es suficiente.

«El foco de la Inteligencia Artificial deber ser la asistencia inteligente: guía y ayuda a trabajar más rápido y más centrado porque predice las mejores opciones en base de datos que recaba», opina Borja Ronda Benito, Account Executive Einstein Analytics en Salesforce.

«Pero la mayoría de las empresas ya funcionan con chatbots o PNL. Ya no estamos en la era del reconocimiento facial, el futuro para por el reconocimiento de olores», afirma Olga Blanco Poves, Executive Partner en IBM. Por industrias, están utilizando la Inteligencia Artificial para mantenimiento preventivo, como es el sector logística, para sumar tendencias, en el sector retail o asistentes de usuario para realizar tareas como la Declaración de la Renta.

Empleo

Los expertos opinan que la irrupción de la IA hará que desaparezcan más de la mitad de los trabajos actuales, aquellos que no aportan valor y que pueden ser realizados por máquinas. A cambio, van a crearse un 75% de nuevos puestos en distintos tipos de trabajo que ahora ni siquiera existen en torno a la nueva economía, afirman.

En cuanto a las profesiones, aparecen nuevos puestos para los que no existe una formación específica. Los programas más complejos de Ai requieren un puzzle de especialistas en varias disciplinas: desde blockchain, al análisis de datos, redes neuronales, etc.

«La principal característica que debe tener el futuro perfil es la capacidad de aprendizaje continuo«, aclara Juan Prim CEO de la startup nixi1, quien opina que trabajar en una empresa emergente te permite ser más ágil y rápido. «Se está produciendo un cambio de paradigma. Ahora son las consultoras las que piden a las startups apoyo para llevar a cabo su transformación digital», añade.

«Un 80% de los proyectos de AI tienen un contenido muy especializado, que requiere perfiles como estadísticos, matemáticos y analistas de datos«, aclara David Hurtado Torán, Technology Strategist de Microsoft. Las disciplinas humanistas (psicología, filosofía, ética) cobran una relevancia cada vez mayor dentro de la simbiosis de equipos que requiere la AI. Por eso las empresas, según los expertos, deberían esforzarse más en políticas que captar y retener talento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here