Tal como indica la Guía del Mercado Laboral de Hays 2018, el 80% de las empresas del sector bancario creen que la automatización de procesos tendrá efectos sobre sus plantillas.

La robotización y su implementación en las empresas está transformando el terreno de muchos sectores. Entre ellos, el sector bancario es el que más teme sus efectos, según los resultados de la encuesta realizada por HAYS para elaborar su Guía del Mercado Laboral.

Casi el 40% de las empresas del sector bancario ha implantado tecnología que ha sustituido mano de obra en el último año, indican los resultados de la encuesta elaborada por Hays. Y no solo eso, sino que el 80% de estas empresas consideran que la robotización aún tendrá muchos efectos sobre sus plantillas y esperan que de aquí a 2030, entre el 10% y el 20% de sus puestos de trabajo desaparezcan por este motivo.

La digitalización de la banca, la entrada de grandes tecnológicas como players en el mercado, el creciente uso de los robo advisors y los hábitos de consumo de los usuarios, que cada vez más operan a través de la banca online, pueden ser determinantes a la hora de configurar este temor, según estima el estudio.

En cambio, los empleados de banca son mucho más positivos y confían en el futuro de la banca tradicional. El 60% de ellos considera que su puesto de trabajo seguirá vigente dentro de 10 años, el 25% tiene dudas, y solo un 15% teme por su estabilidad laboral a largo plazo. Es más, tan solo un 10% de ellos cree que la tecnología destruye empleo; el resto considera los avances en este campo son siempre una buena oportunidad y que en el caso de destruir empleos, crea otros, por lo que no hay motivo para temer.

La fuga de talento, otra de las preocupaciones del sector

Un elemento común de la percepción del mercado laboral en todas las empresas del mercado es la dificultad para encontrar profesionales cualificados para determinadas posiciones. Pero en el caso de la banca, además de este desajuste, otro temor es la fuga de talento. Dos de cada tres empresas teme una rotación de personal superior a la de años anteriores, una cifra significativamente superior al resto de sectores, tal como apunta Hays.

En concreto, los perfiles que más rotación sufren son aquellos relacionados con actividades de venta. Pese a que este tipo de perfiles comerciales son los que habitualmente rotan más en todas las empresas, independientemente del sector, el bancario es el que más teme por ellos. Y el principal motivo para cambiar de empresa coincide en la opinión de empresas y empleados de compañías financieras: el salario es lo que más pesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here