Zaragoza

El cielo de la ciudad de Zaragoza será el escenario del 14 de octubre, durante las Fiestas del Pilar, de uno de los mayores espectáculos de drones que se han celebrado en el panorama nacional. Ese viernes, a las 21.15 horas, un total de 200 vehículos aéreos sobrevolarán el río Ebro, entre el puente de La Almozara y la Basílica del Pilar, durante algo más de un cuarto de hora, ofreciendo una coreografía dedicada a los iconos festivos de la ciudad.

La iniciativa surge del trabajo conjunto del Ayuntamiento de Zaragoza con el piloto de dron David Luque, la empresa UMILES, y la colaboración del Club Natación Helios desde cuyas pistas de tenis se realizará el despegue de los elementos voladores. Se trata del primer espectáculo de estas características en unas fiestas de este calado, como es el Pilar, y también de los principales en el ámbito nacional.

La iniciativa de llevar adelante este proyecto surge de la propuesta de David Luque, piloto de dron, que fue el primero en retransmitir con este tipo de aeronave una Ofrenda del Pilar y otras propuestas vinculadas a estos vehículos aéreos. La pandemia dejó aparcada la idea de poner en marcha un show nocturno, pero en esta edición, por fin, va a ser una realidad en la noche del 14 de octubre.

Los 200 drones despegarán desde las pistas de tenis del Centro de Natación Helios. La coreografía del Show Night Drone está ya diseñada por parte del equipo que impulsado la idea y supervisada por el Ayuntamiento de Zaragoza a través de Zaragoza Cultural. «Poco podemos desvelar de lo que se podrá ver en el cielo la noche del 14 de octubre, pero habrá luz y color, y figuras que recuerden lo que son las Fiestas del Pilar y sus tradiciones», ha concretado el piloto de drones.

El espectáculo, que contará con todas las medidas de seguridad oportunas y una zona acotada y restringida entorno al área de despegue, se podrá disfrutar desde los puentes de la Almozara, Santiago o de Piedra, además de las riberas de ese entorno. El show nocturno cuenta con todos los permisos necesarios y ha sido validado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), ya que es una operación compleja dentro del núcleo urbano de Zaragoza en la que los sistemas pilotados por control remoto volarán a 45 metros de altura.

Imágenes del artículo: Fotografía cedida por Haiku comunicación