fbpx
InicioActualidadFirma Invitada¡Atención! Superpoderes a la vista

¡Atención! Superpoderes a la vista

Hace un tiempo tuve un jefe con superpoderes. Es cierto. El de la Invisibilidad Radioactiva era uno de ellos, pero no el más destacado

Autora: Cristina Castillo, CX Ambassador de Contact Center Hub, experta en retail y formadora en habilidades emocionales

Uno de los superpoderes que más me sorprendía, sin duda, era el de la Insensibilidad Probiótica. Su apariencia seria, su mirada condescendiente y su mentón ligeramente levantado cuando se dirigía a alguien, provocaba una sensación de frialdad y de anti-emoción tan absoluta, que hacía que ese superpoder sobresaliera más que ningún otro. Y, ojo, que tenía muchos más:

*Filtrado Telekinésico: Era capaz de detectar, en un trabajo al que se le había dedicado mucho tiempo y esfuerzo, el más mínimo error. Su mirada de rayos ultrasónicos emitía una señal que solo enfocaba los posibles defectos, pero no los aciertos ni puntos a resaltar como excelentes y dignos de gratitud. Esto último lo haría cualquiera, no un superhéroe.

superpoderes
ristina Castillo, CX Ambassador de Contact Center Hub, experta en retail y formadora en habilidades emocionales

*Afirmación hipnótica: A través de este superpoder era capaz de generar la obediencia más total en todas las personas del equipo. El poder de su voz aniquilaba cualquier posibilidad de crítica y de aportación genuina, generando en el equipo una sensación de sometimiento al porque sí, de miedo a comunicar y de invisibilidad de las personas hipnotizadas por aquella aura de influencia tan tremenda.

*Partículas desintegradoras de equipos: Aquella persona, poco a poco y poder a poder, fue minando el concepto de equipo. Las personas que formaban parte del no-proyecto acabaron centrándose única y exclusivamente en el reloj y deseando el paso rápido del tiempo que, con tanto superpoder, quedó ralentizado y transformado en aburrimiento, sentimiento de inutilidad y vacío laboral. El equipo dejó de aportar lo mejor que llevaba dentro y eligió esconder la creatividad. Las partículas desintegradoras de aquel superhéroe fueron tan efectivas que no quedó nadie con un mínimo de iniciativa. Fulminaron la confianza y el hecho de poder creer que, en el fondo, eran buenos en su trabajo.

Dicen las malas lenguas que lo ascendieron. Yo prefiero creer que una fuerza electromagnética lo introdujo en una cápsula de teletransportación y se lo llevó a realizar un intensivo de habilidades humanas, de esas que hacen tanto bien a los equipos y a sus capacidades para crecer y hacer crecer a su entorno. Llegó un sustituto y… se hizo la magia.

Compartió su necesidad de ayuda para crear un equipo con un proyecto común y llamó a filas a todas aquellas personas para que empezasen a aportar desde un lugar que fuese más allá del interés individual. Compartió amabilidad, seguridad, eficacia y regaló a cada componente la posibilidad de aportar lo mejor de sus habilidades. Y el equipo se hizo fuerte. Y colaborativo. Y multidisciplinar.

Aunque era cierto que cada una de las personas de aquel equipo venía de diferentes áreas y con diferentes habilidades y experiencias, fueron capaces de poner encima de la mesa una colaboración más que efectiva. Es lo que tiene pasar de muchas personas trabajando en un mismo sitio con objetivos individuales, a muchas personas trabajando para, además de esos objetivos, unos comunes. Es ahí cuando, gracias a la colaboración necesaria, podemos contar con tantas habilidades como enfoques y con tanta diversidad de habilidades como alternativas múltiples al servicio de un único objetivo: llegar entre todos.

Dicen que el liderazgo más auténtico es invisible, porque cuando aparece alguien capaz de crear un proyecto y generar el deseo y la motivación para que otras personas quieran alcanzarlo de manera voluntaria, el líder se transforma en uno más y los demás, en un conjunto de héroes con súper poderes capaces de mover lo imposible. ¿Que no?

  1. Comunicación telepática. El equipo multidisciplinar tiene habilidades para comprender y comunicarse de manera muy efectiva.
  2. Fuerza colectiva. Cuando las habilidades de todos se unen, los desafíos se abordan con máxima eficacia.
  3. Visión multidimensional. El equipo multidisciplinar nos ofrece múltiples perspectivas con las que poder solucionar un mismo problema.
  4. Teletransportación de conocimientos: El conocimiento pasa de una disciplina a otra, aportando habilidades y experiencias que enriquecen a todos los miembros.
  5. Generación de energía colaborativa. El equipo multidisciplinar fomenta la participación de todos, lo que impulsa a una mayor aportación y creatividad a la hora de poner en marcha nuevas acciones.

Un equipo multidisciplinar requiere de un liderazgo consciente y capaz de entender que, cuando las personas se sienten importantes, útiles y pertenecientes a un proyecto, el talento aflora y sus beneficios se convierten en algo tan rico, que sólo un villano podría dejar escapar.

Creditos: Fotografías cedidas por Cristina Castillo

artículos relacionados

¿Qué sucede realmente con los leads que no se...

En el vasto océano de las ventas B2C, donde cada lead podría ser el próximo gran cliente, perder un solo contacto puede ser el equivalente a despedirse de una oportunidad de oro.

Las oficinas de Wible se tiñen de azul para...

La empresa de carsharing, junto con su partner tecnológico GoContact desde hace más de 5 años, han llevado a cabo el su primer Blue Day Wible; sesiones de formación adaptadas a potenciar las valías de la Solución SaaS, que permitirá a los equipos de Wible mejorar la experiencia de sus clientes y la usabilidad de sus equipos

Guía de Empresas